Chile anuncia nueva cuarentena por avance de la segunda ola del coronavirus

“Vamos a lograr el efecto rebaño solamente a fines de junio”, confesó el ministro Paris, quien pidió a la ciudadanía cuidarse porque hay “aumento (de casos) en prácticamente todas las regiones”.

En Chile ya habían alertado de una "sobrecarga" en los servicios médicos y la demanda de camas críticas ante el aumento de contagios de la COVID-19. Foto: EFE
En Chile ya habían alertado de una "sobrecarga" en los servicios médicos y la demanda de camas críticas ante el aumento de contagios de la COVID-19. Foto: EFE
Agencia EFE

Las autoridades sanitarias de Chile informaron este lunes que los ciudadanos en cuarentena pasarán de los actuales 1,4 millones a casi 4 millones, lo que supone más del 20% de la población total del país, ante el imparable avance de la segunda ola de la pandemia.

“La variación de casos nuevos a nivel nacional es de un 36% de aumento en los últimos siete días. Es una cifra muy preocupante, sobre todo porque observamos un aumento en prácticamente todas las regiones del país”, alertó en rueda de prensa el ministro de Salud, Enrique Paris.

Tras tres días superando la barrera de los 4.000 casos diarios, Chile —con una población de 19 millones de personas— registró en las últimas 24 horas 3.970 nuevos infectados y 66 fallecidos, lo que deja el balance total desde inicios de marzo en 645.892 contagios y 17.162 muertos.

Del total de nuevos casos notificados, más de un tercio son asintomáticos y, actualmente, hay 22.309 personas en fase activa de la enfermedad, una de las cifras más altas de los últimos meses.

Lazy loaded component

Entre las 42 comunas que se mantendrán en cuarentena o se confinarán a partir del próximo jueves y durante un tiempo máximo de cuatro semanas, destacan capitales de regiones sureñas como Puerto Montt, Valdivia, Aysén y Temuco; así como la norteña Antofagasta.

“Para que sea eficaz la cuarentena, requiere ser mucho más estricta, pero con certezas y eso significa un plazo delimitado”, reconoció la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Hace siete semanas comenzó a incrementarse el número de contagios en Chile, especialmente en la capital, lo que obligó a decretar cuarentena los fines de semana en la mayor parte de Santiago, donde viven más de siete millones de personas y se anunció este lunes que se podrá salir una hora y media los sábados y domingos para hacer deporte.

El inicio de la segunda ola coincide con el comienzo de la temporada estival y en los últimos días fueron frecuentes las aglomeraciones en las playas cercanas a la capital, estimuladas por un nuevo permiso vacacional que anunciaron las autoridades a finales de diciembre.

“El impacto del aumento de casos se podría ver en unos 10 a 14 días más en la ocupación de camas críticas”, advirtió el ministro, quien indicó que hoy en día hay 768 pacientes en ventilación mecánica, de los cuales 72 están en estado crítico, y 180 en camas en unidades de cuidados intensivos.

Chile, que abrió sus fronteras en noviembre y pide PCR negativo y cuarentena de diez días a todas las personas que lleguen, se encuentra en estado de excepción hasta marzo y con toque de queda entre las 22.00 horas y las 05.00 horas.

El país, uno de lo que más pruebas PCR realiza por millón de habitantes del mundo, inició la vacunación el pasado 24 de diciembre y ya ha inoculado a más de 10.000 sanitarios.

Seguirán llegando vacunas, pero es muy importante seguir manteniendo las medidas de autocuidado. Vamos a lograr el efecto rebaño solamente a fines de junio, cuando hayamos vacunado al 70 o al 80% de la población”, indicó Paris.