EN VIVO - Pedro Castillo toma juramento a integrantes del gabinete ministerial de Guido Bellido
AHORA - Guido Bellido: los cuestionamientos al nuevo titular de la PCM

Argentina aprueba el uso de suero equino como tratamiento para la COVID-19

Mundo LR

El estudio clínico del suero hiperinmune (INM005), llevado a cabo por las autoridades sanitarias argentinas, evaluó la seguridad y eficacia del medicamento en 242 pacientes adultos. Foto: AFP
El estudio clínico del suero hiperinmune (INM005), llevado a cabo por las autoridades sanitarias argentinas, evaluó la seguridad y eficacia del medicamento en 242 pacientes adultos. Foto: AFP

El ensayo con 242 pacientes redujo la necesidad de terapia intensiva en un 24%, y de asistencia respiratoria mecánica en un 36%. “Nos sorprendió a nosotros mismos”, aseguró equipo médico.

Publicidad

Argentina autorizó esta semana el uso, mediante registro bajo condiciones especiales, del suero equino hiperinmune para el tratamiento de enfermos de COVID-19, luego de demostrar que la aplicación del medicamento redujo en casi la mitad la mortalidad de los pacientes.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) comunicó que la aprobación de este medicamento obedece a “los resultados positivos del estudio clínico de Fase 2/3, los cuales mostraron que la aplicación de esta terapia, que demostró ser segura, redujo la mortalidad casi a la mitad (45%) en los pacientes con COVID-19 severa”.

En este sentido, la ANMAT informó que hubo una reducción de la internación en terapia intensiva de 24% y del requerimiento de asistencia respiratoria mecánica de 36% en los pacientes con el nuevo coronavirus tratados.

El estudio clínico del suero hiperinmune (INM005), llevado a cabo por las autoridades sanitarias argentinas, evaluó la seguridad y eficacia del medicamento en 242 pacientes adultos (18 a 79 años) con enfermedad moderada a severa causada por la infección de COVID-19 y que requerían hospitalización.

Fernando Goldbaum, director del Centro de rediseño e ingeniería de proteínas de la Universidad Nacional de San Martín, explicó que, a diferencia de la vacuna, en la que la persona genera sus propios anticuerpos, en este caso, los anticuerpos se producen en otro organismo y después son transfundidos a los pacientes.

“El coronavirus entra a la célula a través de una proteína que actúa como ‘llave’. Esta proteína hace que su membrana se una con la membrana del virus, introduciendo el material genético dentro de la célula, y permitiendo así su propagación. Nosotros tomamos el pedacito de esta proteína que actúa como ‘llave’, y con ella, inmunizamos a los caballos”, indicó Goldbaum, quien también es uno de los fundadores de la empresa biotecnológica INMUNOVA.

El suero equino es más eficaz debido a que los caballos tienen un volumen de sangre de seis a siete veces mayor que el de los humanos —un adulto posee entre 5 y 6 litros— y por otro lado, pueden producir una importante cantidad de anticuerpos con una potencia entre 20 y 100 veces mayor que los humanos durante una infección natural.

La aplicación del suero es por vía endovenosa. Se aplica una dosis de 100 mililitros y a las 48 horas otra dosis más de la misma cantidad. La dosificación se adapta según el peso de las personas.

“Lo que más nos sorprendió a nosotros mismos es que en quienes tuvo mayores efectos benéficos fue en los pacientes severos”, agregó Gustavo Lopardo, médico infectólogo y coordinador del estudio clínico, durante la presentación oficial del suero.

Hasta el momento, Argentina reporta 1.5 millones de contagiados de COVID-19 y cerca de 42.000 muertos. Si bien el sistema sanitario nunca colapsó, la aplicación del suero equino ayudaría a aliviar la carga de la posible segunda ola del virus que se avecina en América Latina.

Laboratorios de Costa Rica y Brasil trabajan en el desarrollo de terapias similares.