Bill Gates ante la llegada de 2021: “Nunca progresamos tanto durante una enfermedad”

El magnate elogió la rapidez con la que se obtuvo una vacuna contra la COVID-19 y pidió a los “líderes creíbles” que eduquen a la población sobre la importancia y los beneficios de ser inmunizada.

“Cuando pienso en el ritmo de los avances científicos en 2020, me sorprende”, expresó Bill Gates en su blog. Foto: AFP
“Cuando pienso en el ritmo de los avances científicos en 2020, me sorprende”, expresó Bill Gates en su blog. Foto: AFP
Mundo LR

El fundador de Microsoft, Bill Gates, se ha mostrado optimista ante la llegada de 2021. Considera que el próximo año será mejor, porque el 2020 ha traído “algunos avances científicos asombrosos”.

La muerte de 1,6 millones de personas por la pandemia de COVID-19, los problemas políticos de varias naciones y los devastadores incendios forestales que ha dejado el año en curso no desilusionan al magnate ante lo que puede surgir en el futuro.

“Cuando pienso en el ritmo de los avances científicos en 2020, me sorprende”, dice el filántropo multimillonario en su última publicación de blog.

Gates reflexionó sobre los desafíos sin precedentes de los últimos doce meses que —según afirma— ayudan a mirar hacia el futuro con esperanza, reseñó el portal RT.

Además, elogió la velocidad con que se alcanzó el desarrollo de vacunas contra el coronavirus a manos de compañías farmacéuticas porque es un sin precedentes.

“Los seres humanos nunca han progresado tanto durante una enfermedad en un año como el mundo este año de COVID-19”, señaló multimillonario, quien agregó que la creación de vacunas puede durar una década.

“Esta vez, se crearon varias vacunas en menos de un año”, puntualizó

Por otra parte, destacó el comportamiento de las personas que se toman la pandemia muy en serio porque toman las precauciones necesarias como el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

Apuntó que es necesario que los “líderes creíbles” hagan su trabajo para educar a la población en cuanto al fármaco. Figuras públicas, científicos y médicos, deben asumir una misión clave: la de educar a las personas sobre los beneficios de los antídotos.