Paro nacional 4 de julio - ¿qué modalidades de transporte se unen y qué piden para levantar medida? Derrumbe en Chavín de Huántar - Últimas noticias sobre daños materiales, muertes y desaparecidos

Nueva variante del coronavirus llega también a Dinamarca, Países Bajos, Bélgica y Australia

Italia ya había registrado un caso de la mutación del SARS-CoV-2 detectada en Reino Unido. El nuevo linaje es 70% más transmisible que el anterior.

La Republica
La aparición preocupa a los epidemiólogos y ha llevado a varios países a suspender sus vuelos procedentes del territorio británico. Foto: EFE
Mundo LR

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) confirmó, este domingo 20 de diciembre, que la nueva variante del coronavirus detectada en Inglaterra ha llegado también a Italia, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Australia.

Según un informe publicado en su web oficial, Dinamarca ha notificado nueve casos de este nuevo linaje; Países Bajos, uno; Bélgica, cuatro y Australia, uno.

Previamente, las autoridades sanitarias de Italia informaron el caso de un paciente contagiado con la misma variedad de SARS-CoV-2 detectada en Reino Unido. Él había regresado hace poco de este país en avión y él y sus allegados se encuentran en cuarentena, detalla un comunicado.

No hay pruebas de que la nueva variante sea más letal que las anteriores, pero sí hay indicios de que es más infecciosa, lo que ha desatado la alarma en el continente y los contactos entre socios comunitarios. Esto, ante la posibilidad de que más países se sumen a lo que ya amenaza con convertirse en un aislamiento de Gran Bretaña.

La aparición preocupa a los epidemiólogos y ha llevado a varios países (Francia, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Italia y Austria) a suspender sus vuelos procedentes del territorio británico.

Patrick Vallance, consejero científico del gobierno de Reino Unido, ha indicado que esta nueva variante del SARS-CoV-2 se estaba convirtiendo en la forma “dominante”, lo que conllevó “una subida muy fuerte” de los ingresos hospitalarios en diciembre. Según el alto funcionario, habría aparecido a mediados de septiembre en Londres o en Kent (sureste).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), además de “los indicios preliminares de que la variante podría ser más contagiosa”, la cepa en cuestión “también podría afectar a la eficacia de algunos métodos de diagnóstico”, eso sí, “según informaciones preliminares”.

En medio de este panorama, el Centro Europeo (ECDC) instó “a las autoridades y laboratorios de salud pública a analizar y secuenciar los aislados de virus de manera oportuna para identificar los casos de la nueva variante”.

Ante la “falta de evidencia para indicar el grado en que (esta) se propaga fuera de Reino Unido, se necesitan esfuerzos oportunos para prevenir y controlar su propagación”, zanjan en su comunicado.