ECLIPSE LUNAR - Mira EN VIVO las fases de la ‘Luna de sangre’ FOTOS - Mira las mejores postales del eclipse lunar 2022 en nuestro país

Margaret, de 90 años, recibió la primera vacuna

Día histórico. Ayer, en el Reino Unido, se vivieron momentos de emoción: se aplicó la vacuna Pfizer-BioNTech contra el COVID-19. El secretario de Salud no pudo evitar las lágrimas. “Todavía no hemos derrotado al virus”, advirtió el primer ministro Boris Johnson.

Un gran avance. La enfermera May Parsons administra la vacuna Pfizer-BioNtech contra el COVID-19 a Margaret Keenan, de 90 años, en el hospital de Coventry, en el centro de Inglaterra. Foto: AFP
Un gran avance. La enfermera May Parsons administra la vacuna Pfizer-BioNtech contra el COVID-19 a Margaret Keenan, de 90 años, en el hospital de Coventry, en el centro de Inglaterra. Foto: AFP
Mundo LR

The Guardian, France Press

A las 6:31 de la mañana, Margaret Keenan, de 90 años, se descubrió la chompa gris y sentada en una silla en el hospital de Coventry, en el centro de Inglaterra, se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. A los 90 años hizo historia con su polo y su estampado de un pingüino navideño.

Aplausos y gritos de júbilo le brindaron médicos y enfermeras del hospital a Maggie, quien tiene cuatro nietos y cumplirá 91 años la próxima semana.

Ella atinó a decir: “Me siento muy privilegiada de ser la primera persona vacunada contra COVID-19. Es el mejor regalo de cumpleaños que podría desear porque significa que puedo pasar tiempo con mi familia y amigos en el nuevo año después de estar sola tanto tiempo “.

El hijo de Maggie, Philip, de 61 años, dijo que se estaban preparando para lo peor cuando su madre ingresó a cuidados intensivos el jueves pasado. “Hace cuatro días, mi mamá estaba muriendo. Mi hermana y yo pensamos que la perderíamos... Dos días después, mi mamá me habla por teléfono y parece estar normal“.

Y esta no es la primera vez que Keenan hace historia en la medicina británica. Después de contraer tuberculosis a principios de la década de 1950, a los 19 años, fue una de las primeras personas en el Reino Unido en recibir estreptomyces para tratar su tuberculosis.

La enfermera que administró la vacuna, May Parson, dijo que era un “gran honor” ser la primera en el país en entregar la vacuna a un paciente.

En el Reino Unido todos los pacientes de 80 años o más que estén asistiendo al hospital estarán entre los primeros en recibir la inyección. Cada uno recibirá otro refuerzo, la segunda dosis, después de 21 días.

La segunda persona en ser vacunada fue William Shakespeare, de 81 años. Su sobrina, Emily, de 47 años, dijo que le alegró ver a Bill, que tiene dos hijos y cuatro nietos, siendo vacunado después de haberse aislado tanto tiempo. Le preguntaron si tenían alguna conexión con el dramaturgo. Emily dijo que estaba segura de que sí, pero planeaba investigarlo más.

Al ver la vacunación de Shakespeare, el secretario de Salud, Matt Hancock, lloró y dijo: “Ha sido un año tan difícil para tanta gente. William Shakespeare lo dice simplemente a todos: que podemos seguir con nuestras vidas”.

“No podemos relajarnos”

De esa manera, el Reino Unido, el país más castigado de Europa por la pandemia, con unos 61.500 muertos, fue la primera nación occidental en autorizar el uso de una vacuna. Rusia comenzó a administrar la suya, denominada Sputnik V, el pasado fin de semana y en China se suministró una vacuna experimental a un grupo muy pequeño de la población. Estados Unidos y la Unión Europea esperan aún la aprobación de sus reguladores.

En el Reino Unido, la vacunación comenzó en hospitales, 50 centros, debido a la necesidad de mantener a muy baja temperatura, entre -70ºC y -80ºC, la vacuna de Pfizer/BioNTech de la que en los últimos días llegaron las primeras 800.000 dosis desde sus laboratorios de fabricación en Bélgica.

“Es increíble ver este tremendo impulso para toda la nación, pero no podemos permitirnos relajarnos”, declaró el primer ministro Boris Johnson tras visitar uno de los centros de vacunación. Todavía “no hemos derrotado al virus”, subrayó llamando a todo el mundo a aceptar la inyección sin miedo.

Para luchar contra las reticencias de algunos británicos a recibir la inyección, la reina Isabel II, de 94 años, y su marido, el príncipe Felipe, de 99, podrían ser vacunados en público en los próximos días.

El Reino Unido ha comprado 40 millones de dosis a Pfizer/BioNTech, suficientes para 20 millones de personas.

Es menos de un tercio de su población (66,5 millones), pero el país cuenta con la próxima autorización de otras vacunas, especialmente la británica de AstraZeneca/Oxford, de la que tienen reservadas 100 millones de dosis.

¿Cómo se logró y con tanta rapidez?

Una vacuna se desarrolla en unos 10 años, ¿cómo entonces se desarrollan vacunas covid en menos de un año? 1) Una clave es la financiación: se ha invertido dinero público y privado. 2) Las vacunas se desarrollan debilitándolo o matando un virus, o produciendo parte del virus en laboratorio, pero tanto la Oxford-AstraZeneca como la Pfizer-BioNTech usan “tecnologías de plataforma”, lo que hace la producción más rápida y barata. 3) En el desarrollo de vacunas las fases de ensayos clínicos se hacen en secuencia, pero en vacunas covid se han superpuesto. 4) Ayuda la simplificación del registro de datos. 5) Las redes facilitan reclutar participantes en la prueba.