Alemania cierra bares y limita otras actividades ante el repunte de contagios de la COVID-19

Mundo LR

larepublica_pe

28 Oct 2020 | 14:05 h
La canciller, Angela Merkel, se coloca el cubrebocas antes de la conferencia de prensa del miércoles 28 de octubre. Foto: AFP
La canciller, Angela Merkel, se coloca el cubrebocas antes de la conferencia de prensa del miércoles 28 de octubre. Foto: AFP

El Gobierno alemán anunció que destinará millonaria ayuda económica para paliar los estragos que se deriven del cierre de las actividades afectadas.

Alemania anunció este último 28 de octubre que retomará las restricciones masivas “leves” para detener una segunda ola de la COVID-19, con cierre de bares, restaurantes, teatros, gimnasios, cines, spas y ferias, pero con colegios y comercio abiertos.

La canciller alemana, Angela Merkel, así como las autoridades regionales, llegaron a este acuerdo que iniciará desde el próximo 2 de noviembre y que se prolongará por cuatro semanas.

Alemania prepara nuevas restricciones

La canciller federal Angela Merkel advertía ya hace semanas que había que frenar la tendencia de aumento del número de contagios. Hoy día los números le dan la razón. Este miércoles el gobierno central y los estados federados anunciarán nuevas medidas que podrían afectar aún más a la hostelería y a las reuniones privadas./jco

Posted by DW Español on Tuesday, October 27, 2020

“Estamos en una situación muy grave. Tenemos que actuar y debemos encontrar una vía para garantizar la salud pública. Debemos hacerlo ahora para evitar una emergencia de salud nacional", expresó la funcionaria.

Asimismo, la orden también limita el contacto entre los ciudadanos, ya que las reuniones solo podrán ser de un máximo de 10 personas de dos hogares distintos, y habrá multas para las personas que no cumplan con las normas. En esa misma línea, todas las competiciones deportivas profesionales se celebrarán a puerta cerrada, mientras que las de aficionados quedan prohibidas.

En tanto, el Gobierno anunció que destinará 10.000 millones de euros para paliar los estragos económicos a través del plan denominado "Rompeolas”. Se basa en una propuesta elaborada por el Ministerio de Finanzas que contempla remediar hasta un 75% las pérdidas que se deriven del cierre de las empresas afectadas.

La cifra de nuevos contagios diarios se ha duplicado en los últimos siete días y un posible colapso del sistema sanitario alemán podría llegar antes de lo previsto, reportan medios locales.

“Debemos aplanar de nuevo la curva. La cifra de nuevos contagios debe estabilizarse y volver a bajar para poder rastrear los contagios”, indicó Merkel, quien reconoció que actualmente no es posible trazar el origen del 75% de los nuevos contagios detectados.

Alemania había sido considerada como un ejemplo en la lucha contra el coronavirus, al mantener sus índices por debajo de otras potencias durante la primera fase. No obstante, hoy se enfrenta a un rápido aumento de casos positivos.