Sanda Dia, el estudiante afrodescendiente que murió tras ser víctima de racismo y clasismo en una fraternidad

Mundo LR

larepublica_pe

07 Oct 2020 | 9:34 h
El joven creyó que la fraternidad era una oportunidad de obtener beneficios para su futuro. Foto: The New York Times
El joven creyó que la fraternidad era una oportunidad de obtener beneficios para su futuro. Foto: The New York Times

El joven creyó que la hermandad de una universidad en Bélgica sería una oportunidad para forjar un mejor futuro, pero falleció tras un ritual de iniciación que fue tomado como un trágico accidente en 2018.

La repentina muerte de Sanda Dia, un joven afrodescendiente de 20 años que ingresó a estudiar a una de las universidades más prestigiosas de Bélgica, ha conmocionado al país luego de que salieran a la luz nuevos videos y fotos que revelarían el racismo que sufrió por parte de sus compañeros en 2018.

La fraternidad Reuzegom era hogar de los descendientes de las élites blancas de la ciudad de Amberes. El hijo de un obrero inmigrante pensó que valía la pena soportar el bullying del grupo notoriamente cruel para ingresar a ese exclusivo mundo, pero no sobrevivió.

PUEDES VER: ¡Histórico! Petra De Sutter se convierte en la primera ministra trans en Europa

Después de que lo obligaron, junto con otros dos novatos, a beber alcohol en exceso, tomar aceite de pescado hasta vomitar, tragar peces dorados vivos y permanecer de pie en el exterior en una zanja llena de hielo, Dia murió en diciembre de 2018 debido a una falla orgánica múltiple, según The New York Times.

Su muerte fue considerada como un trágico accidente, un ejemplo de una “novatada” que salió mal; sin embargo, en las últimas semanas ha surgido otra denuncia. La Policía recuperó mensajes eliminados de WhatsApp en los que se revela que miembros de la fraternidad (hijos de jueces, líderes empresariales y políticos) lucharon por borrar las pruebas de su delito.

Además, apareció una fotografía que mostraba a un miembro de la fraternidad vistiendo túnicas del Ku Klux Klan; un discurso de la fraternidad hacía referencia a “nuestro buen amigo alemán, Hitler” y un video los mostraba entonando una canción racista.

“Esto no fue un accidente”, afirmó el hermano de Dia, Seydou De Vel.

Sanda Dia, el estudiante afrodescendiente que murió tras ser víctima de racismo en una fraternidad

PUEDES VER: Bélgica: prohíben a trabajadores sexuales brindar servicios para frenar contagios de la COVID-19

Las universidades belgas, al igual que las estadounidenses, por lo general son consideradas de izquierda, pero en los campos y clubes de estos lugares también se ha formado el conservadurismo de Flandes, donde existe un movimiento nacionalista que es cada vez más racista y antiinmigrante, y cuyo poder se está acrecentando.

“Pensaron: ‘Es un chico negro cualquiera’. Somos poderosos y no nos va a pasar nada”, aseveró el padre de Sanda, Ousmane Dia.

¿Cuál es la situación actual del caso?

La Justicia está investigando a 18 miembros de la fraternidad, que ahora está disuelta, y los fiscales recomiendan colocar cargos de homicidio involuntario, trato degradante y negligencia. Los alumnos que aún no se han graduado pueden tomar clases en línea mientras continúan las averiguaciones.

Hasta el día de hoy, 7 de octubre, no han surgido pruebas de que Dia fue asesinado intencionalmente. No obstante, de los tres estudiantes que se iniciaron esa noche, él era la única persona afrodescendiente y el único que murió.

Sanda Dia, el estudiante afrodescendiente que murió tras ser víctima de racismo en una fraternidad

PUEDES VER: Bélgica: exconvicto secuestra un helicóptero para sacar a su esposa de prisión

De acuerdo con su padre, Sanda estaba en su tercer año universitario cuando se unió a Reuzegom, un club no autorizado para hombres jóvenes de Amberes. “Representan un tipo de clase social”, comentó Kenny Van Minsel, expresidente de la asociación de estudiantes del campus. “Son predominantemente blancos (eso es un hecho) y de clase alta”.

El joven creyó que la fraternidad era una oportunidad de obtener beneficios para su futuro. “Si los conoces, es positivo para tu red, y cuando salgas de la escuela, confiarán en ti mucho más rápido”, contó su hermano.

Sanda Dia, el estudiante afrodescendiente que murió tras ser víctima de racismo en una fraternidad

Según los estudios realizados en Bélgica, las personas de ascendencia africana tienen mayores probabilidades de estar desempleados o de trabajar en empleos no especializados, a pesar de tener niveles educativos elevados.

Bélgica, últimas noticias: