LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Mundo

Ecuador modifica metodología y ahora contabiliza más de 10 mil decesos por COVID-19

No es la primera vez que el gobierno ecuatoriano cambia el método de conteo de las víctimas y nuevos contagios en el país.

Brasil, Perú, Chile, Bolivia y Ecuador son los países más afectados por la pandemia de COVID-19 en Sudamérica. Foto: AFP.
Brasil, Perú, Chile, Bolivia y Ecuador son los países más afectados por la pandemia de COVID-19 en Sudamérica. Foto: AFP.
Agencia AFP

Ecuador reportó este domingo 10.524 muertos desde el inicio de la epidemia de COVID-19, el 29 de febrero, luego de modificar la metodología de recuento oficial.

Sin explicar las razones del cambio, la cantidad de fallecidos toma en cuenta los casos confirmados con una prueba RT-PCR pero también a quienes murieron con síntomas o que se habían sometido a otras pruebas, según el informe de Situación Nacional por COVID-19.

Según la nueva modalidad, respecto a los casos solo se reportarán los confirmados por pruebas PCR, que son 109.784 positivos.

El reporte del sábado daba cuenta de 6.724 muertos por el virus confirmados y de 3.752 probables, ambos datos por separado, lo cual ya no consta. Hasta dicho día fueron anunciados 118.045 enfermos, incluidos aquellos diagnósticos por evaluaciones rápidas, un dato que también quedó excluido en la modalidad actual.

A lo largo de la pandemia, Ecuador ha cambiado varias veces la forma de contabilizar las cifras de casos y muertos, disminuyendo por ejemplo la cantidad de contagiados.

En torno a los recuperados, esto sumaron 91.242. En tanto, el gobierno actualiza la cifra todos los domingos. Cabe resaltar que, desde el 23 de julio, Quito se convirtió en la ciudad con mayor número de casos en la nación al desplazar a Guayaquil, uno de los primeros focos de contagio en Sudamérica.

Según el informe, la capital suma 22.600 positivos, por delante de Guayaquil (12.962), donde las morgues y los hospitales se vieron desbordados.

El gobierno ecuatoriano alargó hasta mediados de setiembre el estado de excepción que rige en el país desde marzo para frenar la expansión del virus.