ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Convención Republicana es un espectáculo en la Casa Blanca

EE. UU. Presidente Trump da discursos, firma indultos y certifica ciudadanías en vivo mientras recibe apoyo de su partido.

Críticas. Mandatario fue acompañado por otros funcionarios. (Foto: AFP)
Críticas. Mandatario fue acompañado por otros funcionarios. (Foto: AFP)
Marianhe  Araque

En lo que va de los tres días de la Convención Nacional Republicana, la campaña del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha realizado una puesta en escena sin precedentes en las celebraciones anteriores de su partido. Sin embargo, para algunos analistas jurídicos del país, en el marco de este evento se incumplió con la normativa de la ley Hatch, “que prohíbe a los empleados federales participar en actividades políticas mientras se encuentran de servicio o en unas instalaciones federales o cuando llevan el uniforme”, recordaron.

PUEDES VER Mike Pence acepta formalmente la nominación a la vicepresidencia de EE. UU.

Lo primero que se observó la noche del martes fue la firma del indulto al expresidiario Jon Ponder, por parte de Trump, así como la ceremonia de naturalización de cuatro extranjeros que obtuvieron la ciudadanía estadounidense en la Casa Blanca.

El discurso de Melania

Con un discurso calmo y compasivo, la noche del martes Melania Trump trató la pandemia del Covid-19, las tensiones raciales y hasta la crisis de los opioides. “Mis más profundas condolencias van para todos los que han perdido un ser amado, y mis oraciones están con aquellos que están enfermos o sufriendo”, dijo.

PUEDES VER Protestas contra el racismo y la violencia empañan la reelección de Donald Trump en EE. UU.

En sus palabras estuvieron los alegatos sobre el manejo de la crisis sanitaria, el desprecio a los críticos y las amenazas a los manifestantes que han tomado las calles, incluidos los activistas de Black Lives Matter.

“Como todos ustedes, he reflexionado sobre el malestar racial en nuestro país. Es una dura realidad de la que no estamos orgullosos de parte de nuestra historia”, agregó. “En vez de tirar abajo las cosas, reflexionemos sobre nuestros errores”.