Joven trepó cada noche a la ventana de UCI para ver a su madre hasta que murió por COVID-19

Todos los días escalaba la pared de un hospital en Jordania para acompañar a su madre en sus últimos momentos.

Jihad Al-Suwaiti, de 30 años, es el protagonista de esta tierna historia de amor y lealtad hacía su madre. Foto: Difusión
Jihad Al-Suwaiti, de 30 años, es el protagonista de esta tierna historia de amor y lealtad hacía su madre. Foto: Difusión
Mundo LR

Un joven palestino conmovió al mundo por trepar cada noche hasta la ventana de una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital para ver a su madre que se encontraba internada tras contagiarse de coronavirus. La imagen de él dándole el último adiós a su progenitora se ha vuelto viral en redes sociales.

Jihad Al-Suwaiti, de 30 años, es el protagonista de esta tierna historia de amor y lealtad hacía su madre, luego de ser captado trepando cada noche las paredes del hospital estatal de Hebrón, en la localidad cisjordana de Beit Awa (Jordania), según la web NDTV.

PUEDES VER: España: madre se enteró que uno de sus hijos había muerto mientras velaba a otro

Su único anhelo era ver a su madre, Rasmi Suwaiti, de 73 años, a través del cristal que conectaba a la Unidad de Cuidados Intensivos del centro, donde se encontraba aislada junto con otros pacientes, víctimas de la peligrosa COVID-19.

Jihad Al-Suwaiti escalaba todos los días la pared del hospital para ver a su madre enferma de cáncer y coronavirus. Foto: AJ

Lamentablemente la mujer que también luchaba contra el cáncer no resistió al mortal coronavirus y murió el jueves 16 de julio, poco después de recibir la visita de su hijo a través de una ventana del hospital.

“Se subió a la tubería del edificio para llegar a un lugar y ver a su madre, que estaba en el segundo piso. Pasó la mayor parte de sus días allí, observando la condición de su madre desde afuera”, contó un doctor del hospital.

Jihad Al-Suwait pudo despedirse de su madre, víctima de coronavirus, a través de una ventana de UCI. Foto: Difusión

PUEDES VER: Nueva Zelanda: diputado dimite tras enviar pornografía a adolescente

El joven intentó visitarla, pero los médicos se lo impidieron debido al crítico estado de salud de la mujer. Por ello, Jihad optó por trepar la ventana y sentarse a verla. “Me senté en la ventana de la UCI, viendo sus últimos momentos. Solo me bajaba después de que mi madre se quedaba dormida. Estaba desesperanzado”, sostuvo.

Tras enterarse de la muerte de su madre, “Jihad estaba enojado y en estado de shock. Ahora parece haber aceptado el hecho”, contó su hermano a medios locales.

La conmovedora historia ha sido compartida por miles de internautas, entre ellos el diplomático Mohamad Safa, representante permanente ante la ONU.

Jihad Al-Suwaiti, de 30 años, es el protagonista de esta tierna historia de amor y lealtad hacía su madre. Foto: Twitter