España: mujer que denunció a su expareja por acoso fue atacada con ácido junto a su hija

Mundo LR

larepublica_pe

01 Jul 2020 | 14:06 h
Madre e hija terminaron con graves quemaduras en el rostro y hombros. (Foto: La Vanguardia)
Madre e hija terminaron con graves quemaduras en el rostro y hombros. (Foto: La Vanguardia)

El agresor les lanzó soda caustica causando que madre e hija terminen con quemaduras en el rostro y hombros.

En España, una mujer que había presentado una decena de denuncias contra su expareja por acoso fue atacada con ácido en la vía pública junto a su hija de 5 años.

El hecho se registró el último lunes al mediodía en plena calle de Sant Feliu de Guíxols, Girona, informaron los Mossos d’Esquadra. La víctima fue roseada con soda caustica dejándola con graves quemaduras en el rostro.

PUEDES VER: Argentina: compró una moto para trasladarse más rápido a su trabajo y fue baleado para robársela

La mujer y su pequeña niña fueron trasladadas al Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Lamentablemente, pese a los esfuerzos médicos, la agraviada perdió la visibilidad del ojo izquierdo. La menor sufrió quemaduras leves en el rostro y se recupera en el centro de salud.

Según La Vanguardia, la mujer había bajado las escaleras de su casa con su hija mayor cuando tuvo lugar el terrible ataque. La madre se llevó la peor parte al intentar proteger con su cuerpo a su niña.

“Me acosaba mucho, lo había denunciado varias veces, siempre me decía que si no me iba con él me iba a quemar, que si no me iba con él me iba a sacar los ojos y hasta que no lo ha conseguido no ha parado”, narró Ana María Gallego en el hospital.

PUEDES VER: Ébola del conejito: el mortal virus que azota EE. UU. y que solo enferma a estos animales

La Policía de Cataluña inició una investigación para capturar al agresor. De acuerdo con el medio Nius Diari, el hostigamiento empezó cuando la mujer de 35 años trató de romper la relación extramatrimonial que mantenía con su ahora acosador. El sujeto de 40 años llegó hasta lanzar piedras a su balcón y vigilar durante horas el domicilio en el que residía con sus dos hijas. Incluso fingió haber sido atropellado por la dama y su esposo.

El Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols condenó la agresión machista y convocó una concentración ante el consistorio para compartir “el dolor” de las víctimas y expresar también “la rabia contenida” que siente la ciudad contra el agresor. El alcalde Carles Motas rechazó toda violencia de género y espera que atrapen al hombre que cometió el vil ataque.

Si usted ha sido o conoce a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”. Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).