Madre con coronavirus que dio a luz en coma conoce a su bebé [VIDEO]

Mundo LR

larepublica_pe

17 Abr 2020 | 11:15 h
Desliza la imagen hacia la izquierda para ver el conmovedor reencuentro entre una madre con la COVID-19 y su bebé de 11 días. (Foto: Difusión)
Desliza la imagen hacia la izquierda para ver el conmovedor reencuentro entre una madre con la COVID-19 y su bebé de 11 días. (Foto: Difusión)

Un hospital de Estados Unidos fue escenario del conmovedor reencuentro entre una madre y su bebé de 11 días de nacido tras vencer a la COVID-19.

Un final feliz en tiempos de crisis por el coronavirus. Una madre de 36 años en Nueva York, Estados Unidos, se llevó la alegría de todo un hospital tras salir de un coma inducido por la COVID-19 y lograr conocer a su bebé de 11 días de nacido.

Yanira Soriano se llama la protagonista de la conmovedora historia que da una luz de esperanza ante la expansión del virus por el mundo. La madre se encontraba en su octavo mes de embarazo cuando detectaron que ella y su pareja tenían coronavirus.

PUEDES VER: Argentina: joven transexual denuncia que mujer policía la violó en plena cuarentena [VIDEO]

Su salud empeoró en cuestión de días. Debieron practicarle una cesárea de urgencia por temor a que su falta de oxígeno dañara al bebé. “Estaba inconsciente cuando nació su hijo”, reveló el doctor Schwartz.

Lazy loaded component

En plena intervención quirúrgica, la mujer cayó en un coma y debió recibir respiración artificial. Según relataron los médicos, el panorama que presentaba la mujer era negativo y dudaban que pudiera sobrevivir.

Sin embargo, como toda una madre ‘guerrera’ despertó tras once días de intubación y salió “milagrosamente” del coma para conocer por primera vez a su cuarto hijo, Walter.

PUEDES VER: “Pura fantasía": experto critica estudio que plantea que perros callejeros sean origen de la COVID-19

El emocionante reencuentro fue aplaudido e inmortalizado por todo el personal médico del Hospital Southside en Bay Shore, Estados Unidos. El bebé fue transferido a un hospital infantil en Nueva York, donde permanecerá en observación hasta que sus padres estén recuperados del coronavirus.