EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

El mundo volverá a la “normalidad” solo si se idea la vacuna contra el coronavirus, afirma la ONU

Secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se mostró preocupado: “Necesitamos un esfuerzo ambicioso para garantizar dicha vacuna para fines de 2020”.

Secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en videoconferencia. Foto: AFP.
Secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en videoconferencia. Foto: AFP.
Mundo LR

El planeta, sometido por el coronavirus (COVID-19), volverá a la “normalidad” solamente con un esfuerzo conjunto para el rápido desarrollo de “una vacuna segura y efectiva” que permita salvar vidas y ahorrar billones de dólares, dijo este miércoles el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

En una videoconferencia con representantes de los 50 países africanos miembros de las Naciones Unidas, Guterres abogó por la necesidad de acelerar el desarrollo de una vacuna “universal” para controlar la pandemia antes del fin de este año.

PUEDES VER La ONU responde a Trump: “No es el momento de reducir el financiamiento de la OMS”

"Necesitamos un esfuerzo ambicioso para garantizar (...) un enfoque armonizado, integrado y optimizado con el fin de maximizar la velocidad y la escala necesarias para el despliegue universal de dicha vacuna para fines de 2020", insistió.

Antonio Guterres dijo que el pedido que hizo a la comunidad internacional el 25 de marzo de 2.000 millones de dólares en donaciones para un gran plan humanitario de la ONU en respuesta a la pandemia del coronavirus (COVID-19) hasta ahora había llevado a recaudar “aproximadamente el 20%” de esa suma.

Gracias a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ONU ha podido equipar a 47 países africanos con pruebas para COVID-19, detalló.

PUEDES VER Coronavirus: ONU alerta escasez mundial de preservativos por paralización de fábricas

El jefe de la ONU también elogió los esfuerzos de varios gobiernos africanos para mitigar las consecuencias de la pandemia, citando a Uganda, que ha aplazado un impuesto para apoyar a las empresas; Namibia, que ofrece ingresos de emergencia a quienes perdieron sus empleos; Cabo Verde, que brinda ayuda alimentaria; o Egipto, que redujo impuestos a las industrias.

Más de 130.000 personas han muerto por coronavirus (COVID-19) en el mundo, sacudido este miércoles por la decisión del presidente Donald Trump de suspender la contribución de Estados Unidos a la OMS.

La decisión de Trump provocó un alud de críticas de aliados y enemigos, pero los líderes mundiales dieron por otro lado una rara muestra de unidad, al decidir la suspensión por un año de la deuda de los países más pobres del planeta para permitirles afrontar la crisis.