Thomas Law, presidente del Instituto Sociocultural Brasil-China (Ibrachina) enfatiza en que se "tiene que entender que el virus es un virus, no tiene cara, no tiene nacionalidad y puede circular en cualquier lugar". Foto: Difusión
Thomas Law, presidente del Instituto Sociocultural Brasil-China (Ibrachina) enfatiza en que se "tiene que entender que el virus es un virus, no tiene cara, no tiene nacionalidad y puede circular en cualquier lugar". Foto: Difusión

El coronavirus y la xenofobia, una peligrosa combinación

La ONU hizo un llamado para que el mundo no se deje llevar por prejuicios y combata esta nueva forma de discriminación.

Mundo LR
06 Mar 2020 | 19:28 h

La epidemia causada por el coronavirus ha traspasado las fronteras de la salud y se ha convertido en un grave problema social. Así, los más afectados han sido las personas asiáticas, quienes vienen recibiendo ataques xenofóbicos desde que se supo que el virus se originó en Wuhan, China.

Las calles y las redes sociales han sido los principales medios por los cuales las personas sacan a relucir su miedo, rechazo e incluso odio a los extranjeros. Esta vez, los asiáticos han sido el foco de atención.

PUEDES VER: Coronavirus: la xenofobia que se vive en México por temor a contraer el letal virus [FOTOS]

Es muy probable que hayas escuchado a gente gritar comentarios respecto al coronavirus mientras pasan personas con rasgos asiáticos en la calle. Incluso puedes haber sido parte de las “bromas”, compartir memes o comentarios “graciosos” al respecto, pero el tema es serio.

En Brasil, primer país de América Latina en confirmar un caso por COVID-19, se han presentado un gran aumento en los comentarios racistas desde enero de este año, informó Thomas Law, presidente del Instituto Sociocultural Brasil-China (Ibrachina) en una entrevista con EFE.

Por ello, Law enfatiza en que se “tiene que entender que el virus es un virus, no tiene cara, no tiene nacionalidad y puede circular en cualquier lugar”.

PUEDES VER Coronavirus: no es necesario entrar en pánico

Tal vez pienses que los comentarios no hacen daño y que es humor negro. Sin embargo, ello no queda solo en palabras. En un edificio de Berrini, Sao Paulo, prohibieron que los trabajadores de una empresa oriental utilizaran el mismo ascensor que todos, solo por sus rasgos físicos y el temor infundado de que puedan contagiar a los demás de COVID-19.

En Londres, Jonathan Mok, estudiante de 23 años de Singapur, fue golpeado por un grupo de hombres mientras caminaba por las calles de Oxford. El joven relató que antes de la agresión le gritaron: “No quiero tu coronavirus en mi país”. Como consecuencia del ataque racistas, Mok sufre de fracturas y hematomas en el rostro.

Los niños tampoco se salvan, en Argentina, una niña de padres chinos llevó al colegio budín y chupetines para el compartir en el salón, pero sus compañeros rechazaron la comida diciendo que tenía COVID-19, e inclusive la botaron.

PUEDES VER: Coronavirus: ¿Qué medidas no funcionan contra el virus COVID-19?

Sin embargo, esto no es solo un tema de un grupo de personas individuales, la situación se ve reforzada por políticas que países como Rusia han tomado. Allí, el gobierno decidió deportar a todos los extranjeros infectados por coronavirus, contradiciendo así las recomendaciones brindadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Ante esta situación, en Twitter se ha creado un hashtag con el lema #NoSoyUnVirus, donde se expresa el rechazo a los mensajes de odio hacia la comunidad asiática. Los casos presentados alrededor del mundo han sido tan crudos que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha mandado un mensaje para frenarlos.

Así, Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas señaló que “la epidemia de coronavirus ha desencadenado una inquietante ola de prejuicios contra las personas de origen étnico chino y asiático oriental". Además, llamó a respetar la dignidad y derechos de las personas combatiendo la xenofobia y la estigmatización que podría generarse con ciertas nacionalidades por el miedo a posibles contagios.

PUEDES VER: Coronavirus en Perú: ¿en qué condiciones climáticas prolifera el COVID-19?

Asimismo, la ONU publicó en Twitter que nada justifica la xenofobia hacia la comunidad asiática. “La alarma por el coronavirus es comprensible. Pero el miedo no puede justificar los prejuicios y la discriminación contra la comunidad asiática. Luchemos contra el racismo, acabemos con el odio y apoyémonos en esta emergencia de salud global”.

Creer en la información de canales oficiales

Las noticias y vídeos falsos y alarmantes abundan estos días por la expansión del COVID-19. Algunas personas crean pánico por la posibilidad de una pandemia. Sin embargo, la denominación no se ha dado aún.

La principal recomendación es que las personas no crean todo lo que escuchen o encuentren en las redes, y acudan a fuentes confiables ante cualquier duda. En este caso, la más segura es la página de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y portales oficiales de salud de los diferentes países. El COVID-19 es un virus, las personas no.

Video Recomendado

Lazy loaded component