Lazy loaded image

País Vasco: bomberos buscan a dos personas tras el desprendimiento de una ladera en la AP-8 en Zaldibar

Las personas desaparecidas serían dos trabajadores de un vertedero situado en lo alto de la ladera desprendida. El desprendimiento, de grandes dimensiones, se ha producido sobre las 16:00 horas.

Mundo LR
06 Feb 2020 | 20:04 h

Bomberos y los servicios de emergencia buscan a dos personas que han podido quedar sepultadas por el desprendimiento de una ladera situada junto a la AP-8 (Bilbao-San Sebastián) a la altura del municipio vizcaíno de Zaldibar en el País Vasco. Las personas desaparecidas son dos trabajadores de un vertedero que estaba situado en lo alto de la ladera desprendida. La AP-8 está cortada en ambos sentidos.

El desprendimiento, de grandes dimensiones, se ha producido sobre las 16:00 horas y ha provocado el cierre de la autopista, que, según se prevé, no se abrirá hasta mañana, viernes. También ha causado el cierre de la variante de Ermua. Además, dos caseríos de la zona han sido desalojados por precaución.

PUEDES VER: Ragnar: la historia del famélico mastín de 18 kilos cuyo pronóstico es reservado [VIDEO]

La caída de la ladera, que ha arrastrado toneladas de tierra, piedra y árboles, no ha afectado directamente a ningún vehículo en circulación, pero al poco tiempo de producirse el desprendimiento se ha comenzado a buscar a los dos trabajadores de la escombrera. Los perros de rescate desplazados al áreas del desprendimiento han “marcado” alguna zona y es ahí donde buscan a los desaparecidos.

Junto a los bomberos y otros servicios de emergencia, la Ertzaintza ha enviado un amplio dispositivo a la zona, incluido un equipo de montaña, un helicóptero y drones para inspeccionar la zona. El material ha entrado unos 35 metros en la calzada de la autopista y la variante de Ermua.

El desprendimiento de la ladera y el consiguiente corte de tráfico han producido grandes retenciones y se ha desviado el tráfico por otras vías. Los vehículos que circulan en sentido Irun han sido sacados por el peaje de Durango, donde a media tarde había hasta 4 kilómetros de retenciones, y los que van en dirección Cantabria se han desviado por Eibar.

Técnicos de la Diputación Foral de Bizkaia, que han iniciado los trabajos para retirar el material caído desde el vertedero, calculan que han caído sobre la calzada entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos de inertes, que han ocupado una superficie de 30 metros de anchura.

Por otro lado, la caída de la ladera ha arrastrado a unas torretas eléctricas, lo que ha provocado un corte de fluido que ha afectado a 6.400 clientes, aunque el 10 minutos se había repuesto el servicio para el 98 % de ellos, según han informado fuentes de Iberdrola.

Trabajos de limpieza en la calzada

En una nota, la Diputación Foral de Bizkaia comunicó que han iniciado los trabajos para retirar de la calzada el material caído del vertedero, tanto en la AP-8 como en la carretera N-634.

“El objetivo es limpiar ambas calzadas y abrirlas al tráfico para primera hora de este viernes, de modo que se pueda establecer un “by-pass” en la autopista y recuperar parcialmente la circulación. En ello están trabajando 25 operarios y se han movilizado seis excavadoras y once camiones”. El desprendimiento mantiene también cerrada la variante de Ermua, según han informado a Efe fuentes de la Policía Municipal de esta localidad.

Los perros de rescate desplazados al áreas del desprendimiento han “marcado” alguna zona. Con la caída de la noche, los equipos de emergencia han llevado al lugar grupos electrógenos para contar con iluminación. También se ha desplazado maquinaria pesada para colaborar en las tareas de retirada del desprendimiento.

Video Recomendado

Lazy loaded component