Gobierno de Venezuela acusa a Perú y Brasil de ser parte de la sublevación de militares

El ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, ya había señalado a Colombia como colaborador del motín contra Nicolás Maduro, ocurrido la madrugada del domingo.

La Republica
Jorge Rodríguez explicó cómo se planeó supuestamente el motín con ayuda de Colombia, Perú y Brasil. Foto: EFE
Mundo LR

Además de Colombia, Perú y Brasil ‘también participaron’ de la sublevación de militares en Gran Sabana (Bolívar), afirmó el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez. El suceso, ocurrido en la madrugada del domingo 22 de diciembre, dejó un herido y un muerto.

Según informaron medios locales, los oficiales del batallón 513 ‘Mariano Montilla’ fueron los responsables del motín, y pedían el cese del régimen actual. El hecho desencadenó en un enfrentamiento entre rebeldes y uniformados leales al gobierno de Nicolás Maduro.

PUEDES VER: Militares se sublevan contra el régimen de Maduro y reservistas indígenas se les unen

La sublevación fue bautizada por el gobierno chavista como “Navidad sangrienta”. Según señaló Rodríguez, el objetivo del operativo militar era provocar una guerra con los Estados Unidos.

“Querían derribar un avión militar de la Fuerza Colombiana para luego decir que se habían utilizado cohetes de las fuerzas armadas venezolanas y así generar un falso positivo, que sirviera de causa de guerra para los EE.UU.”, detalló en una conferencia de prensa a través de VTV Canal 8.

Lazy loaded component

A la cabeza del motín, dijo, estaban los diputados Fernando Orozco, Gilbert Caro, Ismael León.

Sin embargo, detrás del ataque se encuentran otras naciones, aseguró.

PUEDES VER: Los 'Caminantes’ que retornan a Venezuela desde Colombia, Ecuador y Perú a pasar Navidad en familia [VIDEO]

“Fueron entrenados en campamentos paramilitares plenamente identificados en Colombia”, expresó Rodríguez y agregó que tanto Perú como Brasil financiaron, dieron estadía y prepararon al grupo de sublevados.

Plan ‘Navidad sangrienta’

De acuerdo con el funcionario, los culpables del asalto se entrenaron en Cali, Colombia. Luego fueron acogidos a Perú, desde donde planificaron la logística. Finalmente pasaron por Manaos, en Brasil, para llegar a Paracaima (Roraima), frontera de Venezuela.

Una vez ahí, los militares asaltaron una unidad y asesinaron a un oficial del Ejército. Robaron armas y ‘pretendían’ llevar a cabo el supuesto plan planteado por Rodríguez.