Se convirtió en madre y viuda solo en cuatro días.
Se convirtió en madre y viuda solo en cuatro días.

Joven narra en su blog sobre el mismo día en que alumbró a su bebé y también falleció su pareja

Se convirtió en madre y viuda solo en cuatro días. Kelsey Ferguson sostenía a su pequeño y frágil bebé mientras soportaba la idea de que nunca conocerá a su padre.

Mundo LR
10 Nov 2019 | 18:14 h

Kesley Ferguson, de 31 años, vivía uno de los peores momentos de su vida al estar a punto de dar a luz mientras su esposo Scott se encontraba en otra sala del mismo hospital su esposo perdía la vida. Todo ocurrió en Prior Lake, en el estado de Minnesota, Estados Unidos.

Pensaron que pasarían el resto de sus vidas juntos, sin embargo, el destino les jugó una mala pasada, y Kelsey dividía sus emociones entre la alegría de haber traído al mundo a su bebé, mientras no podía contener las lágrimas por haber perdido a su esposo.

PUEDES VER: Detienen a hombre que estafó con medio millón de euros a un anciano con alzheimer

La madre narró todo lo acontecido en su propio blogHoneyed Heart’, que, cuando se enteró que los doctores no podían hacer nada por salvar la vida de su esposo “no pudo respirar y empezó a vomitar”.

Según cuenta Kesley, ella ignoraba el estado de salud crítico en el que se encontraba su esposo, ya que no tenía ninguna sospecha de la gravedad

Las lágrimas no dejaban de caer d su rostro cuando veía a Scott en una cama de hospital, cubierto con una sábana blanca y rodeado de tubos y cables por todas partes.

Según cuenta Kesley, ella ignoraba el estado de salud crítico en el que se encontraba su esposo, ya que no tenía ninguna sospecha de la gravedad. “Realmente no sabía lo enfermo que estaba. Nadie me dijo que podía morir. Nadie dijo que su cuerpo se estaba pagando”, apuntó.

PUEDES VER: Madre furiosa enfrenta al presunto acosador de su hijo [VIDEO]

Más tarde se confirmó que Scott sufría de vasculitis de Wegener, una enfermedad autoinmune que atacó sus pulmones. Lamentablemente fue diagnosticada demasiado tarde, así lo informó el portal Mirror.

Al parecer, su embarazo tampoco había sido fácil, ya que en las ecografías realizadas anteriormente se había revelado un defecto cardíaco y una anomalía cromosómica. Antes de tener a su bebé, Kesley y Scott no estaban seguros si el pequeño sobreviviría.

Gracias al cuidado de su madre, el bebé continúa mejorando cada día.

El pequeño Maxley pasó casi 100 días en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales antes de volver a casa y ha sido sometido aproximadamente a siete operaciones, incluida una cirugía a corazón abierto.

PUEDES VER: Descubren un virus que mata todos los tipos de cáncer conocidos hasta ahora

Gracias al cuidado de su madre, el bebé continúa mejorando cada día. “Le contaré a Maxley todo sobre su padre y cuánto lo amaba”, finalizó Kesley.

Video Recomendado