Tratado de la Guerra Fría se aplicaría a Venezuela

Intervención. Documento podría legitimar ingreso de una fuerza militar en territorio venezolano, pero no todos los países signatarios del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) están de acuerdo con esa posibilidad que promueve EEUU.

La República
13 09 2019 | 03:08h

AFP y EFE

El Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), invocado por EEUU y otra decena de países por la crisis en Venezuela, es un texto heredado de la Guerra Fría que podría legitimar una intervención militar, pero está lejos de lograr unanimidad en América Latina.

Los cancilleres de los 19 países signatarios del TIAR fueron convocados el miércoles a reunirse durante la segunda quincena de este mes para tratar el “impacto desestabilizador” de Venezuela en la región, una cita que según el texto podría resultar en medidas que van desde la ruptura de las relaciones diplomáticas hasta el empleo de la fuerza armada.

PUEDES VER OEA: busca una intervención militar contra el régimen de Nicolás Maduro

El TIAR, firmado en 1947 en Río de Janeiro, prevé de manera comparable al artículo 5 del tratado fundador de la OTAN una asistencia mutua en caso de ataque militar lanzado desde el exterior contra uno de los firmantes.

En la sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), doce signatarios reconocidos del TIAR votaron a favor de la activación del órgano de consulta: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y Venezuela.

PUEDES VER Investigar el mensaje a la nación pondría al fujiaprismo ante la OEA, advierte Cateriano

En cuanto a la intervención militar vía el TIAR, América está dividida. Costa Rica, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago y Uruguay se abstuvieron, en tanto estuvieron ausentes Bahamas y Cuba, un miembro no activo de la OEA que nunca se retiró del TIAR. Chile, Costa Rica, México y Nicaragua manifestaron estar en contra de una intervención militar en Venezuela.

La clave

Fraccionados. “El hecho de que nunca se haya aplicado es una señal de debilidad más que de fuerza para invocarlo en el caso de Venezuela. Hay división en América Latina. Nadie desea un conflicto armado en la región”, dice Guillaume Long, investigador del Inst. Relaciones Internacionales y Estratégicas de París y canciller ecuatoriano (2016 y 2017).

Video recomendado