EE. UU.: enfrentan la pena de muerte por torturar y matar a su hijo

Su familia torturó a Anthony Ávalos hasta que murió. La fiscalía de Estados Unidos ha pedido pena de muerte para su madre y su padrastro.

Su familia torturó a Anthony Ávalos hasta que murió. La fiscalía de Estados Unidos ha pedido pena de muerte para su madre y su padrastro.

En Estados Unidos, el área encargada de velar por la seguridad de niños recibió decenas de denuncias sobre el abuso y maltrato al que era sometido el pequeño Anthony Avalos, pero lo mantuvieron con su familia. El pequeño Anthony vivió un calvario causado por su propia familia. Su madre, su padrastro y sus ocho hermanos, según la investigación de la fiscalía, lo torturaron para matarlo.

Anthony Ávalos tenía 10 años cuando murió de 21 de junio. La fiscalía de Estados Unidos acusa a su madre, Heather Barron, que cuenta con 29 años y a su pareja, Kareem Leiva, de 32 años, de asesinato. Según las investigaciones, el menor había confesado que le gustaban niños de su mismo sexo, por lo que Leiva lo torturó. Lo azotó  con un cinturón, lo dejó caer de cara, le hechó salsa caliente y lo obligó a mantenerse de rodillas y le prohibió ir al baño por largos períodos de tiempo.

El terrible abuso infantil duró 5 días. Sus ocho hermanos menores eran obligados a golpearlo y a vigilarlo mientras estaba de pie. Finalmente, el menor no soportó más. Cayó inconsciente y fue llevado de emergencias a un hospital, donde murió. La madre dijo al centro de salud que los moretones se debían a una caída, pero la policía de Estados Unidos abrió una investigación por abuso infantil.

Se registró que hubo más de 80 denuncias por abuso contra el menor desde el 2013, e incluso una denuncia por abuso sexual contra el abuelo en el 2010. La abuela del pequeño Anthony Ávalos, afirmó que Heather Barron y su pareja podrían recibir la pena máxima. "No le deseo eso (la muerte) a nadie. Pero ellos tienen que pagar de una forma u otra.Y si el fiscal está pidiendo pena de muerte, pena de muerte", declaró, según Univisión. Tanto la madre del menor y Kareem Leiva se declararon inocentes ante el juzgado de Los Ángeles, en Estados Unidos. Sin embargo, la fiscalía afirma que el asesinato fue intencional.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO