Líbano penalizará el acoso sexual hasta con dos años de cárcel

Varias organizaciones advirtieron que, pese a ser la primera ley de este tipo, aún le queda un largo camino al país del Medio Oriente para garantizar plenamente los derechos de las mujeres.

Además de los dos años de cárcel, el acosador sexual deberá pagar una multa de 9.000 dólares. Foto: EFE
Además de los dos años de cárcel, el acosador sexual deberá pagar una multa de 9.000 dólares. Foto: EFE
Género LR

Recientemente, el Parlamento de Líbano marcó un hito histórico al tipificar como delito el acoso sexual, especialmente en el ámbito laboral. De esta forma, se busca que los agresores afronten dos años de cárcel y paguen una multa de aproximadamente 9.000 dólares.

La Comisión Nacional de Mujeres Libanesas celebró la aprobación de esta iniciativa destacando que es la primera vez que el país del Medio Oriente castiga a los acosadores sexuales y ofrece protección a las víctimas.

Sin embargo, pese a este avance, activistas feministas aseguraron que aún queda mucho por hacer para garantizar los derechos de las mujeres en el territorio. Una de ellas es Aya Majzoub, de la organización Human Rights Watch (HRW), que describió la aprobación de la ley como un paso positivo, aunque sea tardío e insuficiente.

Lazy loaded component

Avances y carencias sobre el delito de la violencia doméstica

Además de esta penalización, el Parlamento también realizó una enmienda a una ley sobre violencia doméstica, en la que se amplía su alcance para incluir la violencia económica y psicológica que se puede perpetrar entre las parejas.

No obstante, la normativa continúa siendo deficiente, pues no castiga penalmente la violación conyugal, tal y como lo vienen exigiendo varias organizaciones internacionales. “El hecho de estar casado con la víctima no debería eximir al agresor sexual de ser condenado”, criticó Majzoub.

Por ello, el colectivo Agenda Legal no dudó en sostener que la definición de violencia en la legislación del Líbano parece no ir acorde a los tratados internacionales. “Carece de coherencia al excluir casos de violencia que no son menos graves”, puntualizó.

Las consecuencias de leyes como estas serían graves para las mujeres, niñas y adolescentes porque aún es legal que se le obligue a las hijas a casarse, se le impida a las esposas a abandonar su hogar, e incluso a soportar ser víctimas de violación por parte de sus esposos.