Economía

Congreso aprueba exoneración del IGV a 5 alimentos

Consenso. Con 95 votos a favor, el Pleno aprobó allanarse a la propuesta del Ejecutivo, la cual se aplicará al pollo, azúcar, huevos, fideos y pan. Entraría en vigencia el 1 de mayo hasta fines de julio.

Se espera que medida ayude a bajar los precios de la canasta básica familiar. Foto: Antonio Melgarejo/ La República
Se espera que medida ayude a bajar los precios de la canasta básica familiar. Foto: Antonio Melgarejo/ La República
Jackeline Cárdenas

Lomo fino, ganso y faisán ya no serán alimentos considerados en la exoneración del impuesto general a las ventas (IGV). El pleno del Congreso aprobó ayer por la noche, con 95 votos a favor y 10 en contra, la propuesta del Ejecutivo en la que se especifica que los productos afectados por la norma serán el pollo, azúcar, huevos, fideos y el pan.

De esta manera, se espera atenuar los efectos del alza de precios de alimentos básicos en el gasto diario de las familias más vulnerables. Aunque un gran ausente fue el aceite, que finalmente no fue considerado.

Infografía - La República

Los pros y contras

Especialistas consultados consideran que es una medida favorable en el corto plazo, pero alertan que no necesariamente va a llegar el beneficio a quienes más lo necesitan.

“Hay dos grandes grupos que controlan el grueso de los productos agroindustriales que se consumen en el Perú, entonces ¿cómo asegurar que cuando se baje el impuesto estas no sean apropiadas por los intermediarios?”, manifestó el economista Armando Mendoza.

La norma aprobada tiene una vigencia de tres meses, la cual regiría del 1 de mayo al 31 de julio de este año. Al respecto, Mendoza advirtió que se tiene que tener mucho cuidado con que esta se convierta en un ‘derecho adquirido’. Suele suceder que cuando se va a vencer el plazo, comienzan las presiones por parte de grupos económicos y así se pueden terminar con normas que duran 20 o 30 años y que tienen un costo elevado para el Estado, aseguró el especialista. “El gobierno indicó que serían S/ 3.200 millones menos de recaudación, eso es un montón de plata. Sumado a la menor recaudación por la rebaja del impuesto selectivo al consumo (ISC) de los combustibles, estamos hablando casi de un punto menos del PBI en recaudación”, explicó el especialista.

Por último, el economista apunta que la exoneración del IGV a alimentos se hace todos los años, pero mayormente está dirigido a alimentos producidos en el Perú. “En el caso de esta ley lo que se está haciendo es subsidiar el consumo de productos importados, en lugar de tratar de fomentar el consumo de productos nacionales, como la papa”, enfatizó.

Fiscalización de la norma

La norma plantea que el Indecopi será la autoridad encargada de monitorear los precios de venta al consumidor final. Sobre este punto, Giorgio Balza, abogado fiscal de Cuatrecasas, explicó que, desde un punto de vista jurídico y conceptual, esta institución no tiene la capacidad para verificar la movilidad de la oferta y la demanda. “El Indecopi podría ir a supervisar si se han disminuido los precios o no. Pero si alguien no lo ha hecho, no va a poder hacer nada”, precisó Balza.

Agregó que donde sí habría un problema, es en la generación de más informalidad. De manera que, a la hora de hacer una transacción, se haga sin factura; es decir, se deje de tributar. Sobre este punto, el rol fiscalizador sería más importante, precisó el abogado.

Gremios empresariales se pronuncian en contra

La Sociedad Nacional de Industrias (SNI) expresó su preocupación sobre la propuesta, ya que aseguran que no tendrá el efecto deseado, puesto que no exonera del IGV a toda la cadena productiva nacional, por el contrario, “afectará gravemente a las mypes y agricultores”.

Se argumenta que no han sido consideradas materias primas, bienes intermedios y servicios, y al no estar gravadas las ventas de los productos finales, habrá un impuesto por pagar a la Sunat “mucho más alto”.

Por su parte, la Asociación Peruana de Avicultura (APA) ha advertido que “la norma no da la posibilidad de pedir el reintegro en caso de que el IGV pagado en las compras no pueda aplicarse como crédito fiscal”, enfatizaron.

Infografía - La República

Reacciones

Silvia Monteza, presidenta de la Comisión de Economía

“La propuesta a la cual nos allanamos incluye la partida de productos específicos como son la carne de pollo, huevos, fideos, pan y azúcar. La exoneración del IGV es hasta el 31 de julio del 2022″.

Armando Mendoza, economista

“Hay dos grandes grupos que controlan el grueso de los productos agroindustriales que se consumen en Perú, entonces ¿cómo asegurar que cuando se baje el impuesto estas no sean apropiadas por los intermediarios?”.