Lanzamiento

Danitse: el viaje continúa

Despojada del perfeccionismo más tormentoso, la cantautora reaparece con un single de su nuevo álbum, De la Tierra al Sol. El primer videoclip donde se impone a sus inseguridades y se reconecta con su cuerpo.


Renzo Gómez

Domingo, 2 de Diciembre del 2018

Una mujer de blanco, con el cabello amarrado y los ojos cerrados, dibuja una uve sobre su vientre. Después asoma encapuchada y tenebrosa. Luego baila. Se soba la cara. Se suelta de sus ataduras. Gira. Se envuelve. Baila.

Tres versiones de su yo. Polaridades de la condición humana. Arquetipos. El vaivén infinito de la luz a la oscuridad. Y, en medio, el movimiento. La transformación. La transición que bautiza el tercer disco de Danitse Palomino: De la Tierra al Sol.

1,2,3, como se llama juguetonamente el single lanzado el domingo pasado, estaba previsto para ser un videoclip animado en 3D. Armaron el guion. Bajaron las imágenes. Pero la idea no se consumaba. Y el tiempo, impasible, se estiraba.

El productor musical David Chang y el director Gustavo Saavedra rebuscaron maneras distintas para abordar la creación. Pero fue la propia Danitse, angustiada porque despedía un año más sin novedades sobre su disco, quien se ofreció a sí misma. “Lo que hay soy yo. Y puedo expresarme con lo que tengo”.

Parece más fácil de lo que fue. Sobre todo para alguien cuyo único videoclip era su versión ilustrada. Que, por cierto, terminó siendo la tapa de su segundo y celebrado disco, Viaje.

“No me gusta verme en pantalla”, dice Danitse pasándose los dedos por sus rulos armoniosamente desordenados.

En su cuenta de YouTube apenas supera la veintena de videos. Un par de acústicos, un teaser, un dúo con Gianmarco y los audios de Viaje con su postal inmóvil. El resto, dice la cantautora, los guarda en un archivo debido a que siempre encuentra algo que le disgusta. Tal vez una desafinación. Tal vez un plano desfavorable.

“La música siempre fue un lugar cómodo: hacía mis canciones y me escondía. Ahora quiero dejarme de cosas y arriesgar”.

De la Tierra al Sol significa un leve viraje musical (del indie rock y el folk hacia el pop) en su carrera, pero sobre todo un nuevo punto de partida en su vida. La exploración de nuevas formas de decir. Y si se quiere, la conquista de sus temores, prejuicios y estigmas.

Terrenos metafísicos que Danitse no aterriza, como aquellos versos que no deben explicarse. Lirismos para el deleite mas no para la pregunta incesante.

 

Quizá has florecido

 

Danitse es una de esas artistas que ha alcanzado el prestigio antes que la fama. Sus redes sociales no llenarían un estadio, pero sí un auditorio. Un auditorio pequeño, pero cautivo, intenso.

Aunque ella se cuida de llamarlos fans, cuenta con una comunidad que no se pierde ninguna de sus tocadas. Que la perciben, de alguna manera, como parte de su familia.

Danitse no suena en las radios. Pero su trabajo ha recibido críticas elogiosas al punto de ser nominada como la artista del año en el 2013.

A decir verdad, su música se escuchó durante un lapso breve en la Radio BBVA, extinto proyecto conducido por Pelo Madueño en Oxígeno, y durante el 2006 tras lanzar Máscara de sal, su debut musical a los 20 años, producido por el bajista Toño Jáuregui. Disco que Danitse se encargó de ocultar porque aún no alcanzaba su sonoridad. Épocas donde la industria la alucinaba como la próxima Avril Lavigne.

Su carrera empezó como una pendiente elevada. Aprendió a tocar guitarra a los ocho años. Integró el coro de su colegio. A los catorce formó su banda de rock. A los quince ganó un festival de canto internacional. Y antes de los treinta lanzó un disco exitoso.

“Era como el living the dream. Vivía de la música”, dice. Pero, como escribió Ribeyro con sabiduría, donde empieza la felicidad, empieza el silencio. Y Danitse ingresó a un estado de confort que devino en un bloqueo creativo. Sumado a la urgencia de que su siguiente producción sea superior a la anterior.

“Si la industria musical me olvida o no, me va. La presión de sacar mejores discos o llamar la atención para seguir vigente es enfermante. Creo que caí en ese trompo. Pero no me apuré, y he producido algo que me ha dado satisfacción”.

¿Qué sigue? Lanzar De la Tierra al Sol en el 2019 y reeditar su segundo disco en formato vinilo. Que el viaje continúe.


Te puede interesar

Nuestras portadas