- Yenifer Paredes se entregó y permanece en la Diviac
Cultural

Circuito mágico de esculturas para Lima

Arte y artistas. Tres nuevas esculturas permanentes embellecen el Circuito Mágico de las Aguas, en el Cercado.

Manto VI. Alice Wagner y su bella frazada de cemento y fierro. Foto: difusión
Manto VI. Alice Wagner y su bella frazada de cemento y fierro. Foto: difusión

Un tótem de fierro coronado con un adobe impregnado de aquel primer rayo de sol que iluminó el mundo andino. Una frazada multicolor con alma de terracota, cemento y fierro como para espantar fantasmas urbanos y el frío invernal limeño. Un pagapu u ofrenda a la pachamama compuesta de 18 piezas de mármol, alabastro y granito... son las tres esculturas que desde hoy, día central de nuestras fiestas patrias, acercan el arte contemporáneo a los miles de visitantes que cada día recorren los bellos ambientes del Circuito Mágico del Agua -CMA.

Se trata de un aporte a ese circuito de arte que los visitantes van descubriendo entre los amplios jardines, piletas y amplias alamedas del CMA.

Tótem, de Maricruz Arribas, fue la primera en inaugurarse ayer, martes, en una sencilla ceremonia encabezada por Sergio Meza, presidente de directorio de la Empresa Inmobiliaria de la Municipalidad de Lima (Emilima). También significó su despedida al cargo para dedicarse de lleno a su postulación como candidato a la municipalidad de Miraflores.

Por su parte, Alice Wagner instaló su Manto VI, en un espacio de glorietas y enredaderas del CMA. La obra forma parte de la serie Mantos y otros Fantasmas. Como se recordará, una pintura relacionada con las frazadas populares fue galardonada el 2018 con el primer lugar en el concurso del Museo dela Banco Central de Reserva.

La Ofrenda Migrante es el título de la instalación realizada por la destacada escultora Rocío Rodrigo. Consta de 18 piezas correspondientes a un pagapu (ofrenda a los apus tutelares) esparcidas en uno de los jardines del CMA.

A decir de los organizadores, la instalación de estas obras de tres destacadas artistas plásticas peruanas tiene como propósito acercar el arte a los habitantes y generar una mayor accesibilidad a nuestro patrimonio cultural contemporáneo.

“Las tres obras de arte buscan transformar nuevos espacios en experiencias artísticas y conectar con el ciudadano mediante las interacciones que se producen revitalizando la dinámica social”, sostuvo Meza. Recordó, además, que la idea de acercar el arte contemporáneo a los vecinos se hizo realidad con la instalación de esculturas en otros espacios del Centro Histórico de Lima.