Blue Origin, empresa de Jeff Bezos, lanza segundo cohete tripulado al espacio

El segundo viaje de Blue Origin muestra la determinación de la compañía del multimillonario por dominar la carrera espacial.

El segundo viaje con pasajeros a bordo de Blue Origin muestra la determinación de la compañía de Jeff Bezos por dominar la carrera espacial. Foto: Blue Origin
El segundo viaje con pasajeros a bordo de Blue Origin muestra la determinación de la compañía de Jeff Bezos por dominar la carrera espacial. Foto: Blue Origin
Ciencia LR

Este miércoles, el cohete de Blue Origin voló por unos minutos en el espacio, con un pasajero que trascenderá a la historia: William Shatner, actor del capitán Kirk en la serie de ciencia ficción Star Trek y la persona más longeva en llegar a ese lugar.

En la nave New Shepard NS-18 también viajaron tres pasajeros más: el exingeniero de la NASA Chris Boshuizen; la gerente de Blue Origin, Audrey Powers; y el ejecutivo de la corporación francesa de software sanitario Dassault Systèmes, Glen de Vrie.

El segundo viaje con pasajeros a bordo de Blue Origin muestra la determinación de la compañía del multimillonario Jeff Bezos por dominar la carrera espacial, disputada con la compañía SpaceX de Elon Musk. El anterior vuelo sucedió el último mes de julio, donde viajó Bezos y su hermano.

PUEDES VER: “Nunca hemos visto nada parecido”: extraña señal de radio llega del centro de la Vía Láctea

“Me sorprenderá ver el espacio. Quiero mirar el globo y apreciar su belleza y dureza”, anticipó el actor canadiense el martes en un video publicado por Blue Origin.

A las 10.00 a. m. hora local, en el oeste de Texas, Estados Unidos, el moderno cohete New Shepard despegó verticalmente y la pequeña cabina de pasajeros se desprendió de su lanzador.

El vuelo de la nave pasó por la Línea Kármán, indicador del límite del espacio según convención internacional, donde la pequeña cápsula que transportaba a los pasajeros se desprendió del lanzador.

PUEDES VER: Lanzan programa de realidad virtual para que explores el universo por tu cuenta

Luego, los pasajeros se separaron de sus asientos y flotaron durante tres minutos en gravedad cero. En total, la experiencia duró solo diez minutos y dieciséis segundos.

En su aterrizaje, la cápsula fue sostenida por tres paracaídas y un propulsor trasero.

A su regreso, Shatner sostuvo emocionado: “Todas las personas necesitan ver desde arriba. Es increíble”.

Agradecido con Bezos, Shatner declaró: “Lo que usted me ha dado es la experiencia más profunda que puedo pensar. Estoy tan lleno de emociones. Espero que nunca me recupere de esto, mantener lo que siento ahora, no quiero perderlo”.

PUEDES VER: La Luna no está sola: detectan “dos nubes de polvo fantasma” orbitando la Tierra

“Ni siquiera puedo expresarlo”, agregó el actor canadiense. “Sentir cuán vulnerable es todo”.

La conquista del espacio, liderada durante mucho tiempo por agencias gubernamentales, ahora cuenta con el apoyo creciente de empresas privadas. Y William Shatner forma parte de esa generación.