AHORA - Guido Bellido convoca esta noche a los ministros en Palacio de Gobierno

Médicos realizan el primer trasplante de tráquea en Estados Unidos

Los especialistas consideran que puede ser una esperanza para pacientes con graves daños provocados por el uso de respiradores, como en el caso de la COVID-19.

La paciente debe tomar medicamentos para prevenir el rechazo del órgano trasplantado. Foto: The Guardian
La paciente debe tomar medicamentos para prevenir el rechazo del órgano trasplantado. Foto: The Guardian
Ciencia LR

Un equipo de médicos realizó el primer trasplante de tráquea en los Estados Unidos, en la ciudad de Nueva York. La paciente fue una mujer que sufría de asma grave y tuvo que utilizar un tratamiento agresivo que le dañó este órgano.

La paciente, Sonia Sein, una trabajadora social de 56 años, permaneció seis años en esta condición, según declaró para la agencia de noticias AP. La operación ha sido todo un desafío para los médicos.

“Es técnicamente extremadamente difícil”, dijo el Dr. David Klassen, director médico de United Network for Organ Sharing (Unos), que supervisa el sistema de trasplantes de EE. UU. “Ha sido algo muy difícil de romper”, agregó.

Ellos consideran que las intervenciones de este tipo abren una esperanza para las personas que han sufrido graves daños en la tráquea a causa de respiradores. Por ejemplo, es el caso de los pacientes con COVID-19 que estuvieron en UCI.

“Esto podría ayudar a cuidar a los pacientes con COVID-19”, opinó el Dr. Albert Merati, cirujano de la Universidad de Washington, que no participó en el trasplante reciente. “Sin duda alguna, ya estamos viendo algún impacto por el hecho de que los pacientes estén conectados a respiradores”, refirió.

En el caso de Sein, ella tuvo que ser auxiliada en 2014 por un ataque de asma severo. Los doctores le colocaron un tubo en la garganta y eso le salvó la vida, pero le dañó la tráquea. Después intentaron reconstruir su órgano con varias cirugías, pero no ayudaron.

La operación que le realizaron los médicos duró 18 horas y reunió a más de 50 especialistas. Sein tuvo que estar reconectada cuidadosamente a una compleja red de diminutos vasos sanguíneos.

Los expertos dicen que es demasiado pronto para considerar que el trasplante es un éxito total, pero hasta el momento no ha habido complicaciones ni signos de rechazo.

“Si iba a ser un fracaso, ya lo sabríamos. Es bastante prometedor“, afirma el Dr. Alec Patterson, cirujano de trasplantes de la Universidad de Washington.