Los anticuerpos protectores son duraderos en los recuperados de COVID-19 grave, sugiere estudio

Ciencia LR

El sistema inmune combate a los agentes infecciosos. Imagen: Science Photo Library.
El sistema inmune combate a los agentes infecciosos. Imagen: Science Photo Library.

La investigación encontró que la concentración de anticuerpos IgG persistió a niveles detectables por más de tres meses y se asociaron con la presencia de neutralizantes.

Publicidad

Un equipo de investigadores del Hospital General de Massachusetts, en Estados Unidos, ha descubierto que los pacientes recuperados de infecciones graves por COVID-19 pueden generar anticuerpos protectores duraderos. Los hallazgos, publicados en Science Immunology, respaldan otros análisis anteriores que afirman que la permanencia de dichos anticuerpos puede durar hasta seis meses.

El actual artículo explica que los anticuerpos protectores IgG fueron detectables por más de tres meses en los pacientes de la muestra (la mayoría, recuperados de casos graves). Además, se encontró que esta inmunoglobulina se asoció con la presencia de neutralizantes, lo cual indica una respuesta inmunitaria sólida.

PUEDES VER: Las ‘tijeras genéticas’ que modifican el código de la vida y brindan esperanza

“La observación de que persisten las respuestas de IgG y de anticuerpos neutralizantes es alentadora y sugiere el desarrollo de una memoria inmunitaria sistémica sólida en individuos con infección grave”, describen los autores en el estudio.

Para el análisis, Richelle Charles, autora principal del artículo, en conjunto con sus colegas, obtuvo muestras de sangre de 343 recuperados de coronavirus hasta 122 días después de la aparición de síntomas. Se aisló plasma de sangre y se estudió la prevalencia de los tres tipos de anticuerpos presentes: IgA, IgM e IgG.

Las dos primeras inmunoglobulinas (A y M) fueron de corta duración, indican los médicos. Dentro de los 49 a 71 días después de la aparición de los síntomas, los niveles mostraron un descenso considerable. Sin embargo, en el caso del protector IgG, su duración fue mayor.

Charles señaló en el comunicado que los niveles permanecieron elevados. Incluso después de más de 90 días tras los primeros síntomas, la disminución fue mínima.

PUEDES VER: La permanencia de una arteria extra en el brazo prueba que la evolución humana continúa, según estudio

“Eso significa que es muy probable que las personas estén protegidas durante ese período de tiempo”, precisó la doctora. “Demostramos que persisten las respuestas de anticuerpos clave al COVID-19”, agregó.

COVID-19, últimas noticias: