LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Ciencia

Cómo la cantidad de coronavirus que recibe una persona puede determinar su destino

Personas jóvenes y saludables desarrollaron formas graves de la COVID-19 y murieron. Los científicos advierten de la carga viral recibida al momento del contagio.

Coronavirus a punto de ingresar a las vías respiratorias de una persona. Imagen: ABCnews.
Coronavirus a punto de ingresar a las vías respiratorias de una persona. Imagen: ABCnews.
Renzo Gonzales

Una sola partícula de un virus no basta para causar una infección en el humano. La cantidad de virus de la COVID-19 a los que alguien se expone determinará si va a adquirir la enfermedad y, de ser ese el caso, la gravedad de los síntomas que desarrollará.

Dada la facilidad con la que se propaga este coronavirus, los investigadores sospechan que la dosis necesaria para infectar a una persona es baja. Pero, dependiendo de la situación en la que una persona se contagia, la cantidad recibida puede ser muy alta. Esto ocasiona una replicación más veloz del virus, lo que genera una alta carga viral en el cuerpo y, por ende, mayor gravedad en los síntomas.

Una explicación a los casos ‘extraños’

Desde surgió la pandemia de COVID-19, se reportaron casos graves —algunos mortales— de personas jóvenes y saludables, que se supone que no estaban en el grupo de riesgo.

Guillermo Martínez de Tejada, microbiólogo de la Universidad de Navarra (España), explicó a La República que estos casos ‘raros’ probablemente “se deben a la carga viral a la que fueron expuestos. Hay una relación directa entre la carga viral que uno recibe y la gravedad de una infección”.

Imagen del coronavirus obtenida con microscopio electrónico. Crédito: NIAID.

El especialista usó como ejemplo al ántrax, infección producida por una bacteria, la cual fabrica esporas que se quedan en el ambiente. Las personas pueden contraer la enfermedad al respirar las esporas o consumir alimentos o líquidos contaminados con ellas.

“Si recibes una espora de ántrax, no pasa nada; si recibes 10 000, posiblemente tampoco pasará nada. Pero si recibes 100 millones, estarás muerto en 3 días”, afirma.

Por su parte, David Hardy, profesor de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, explicó a la revista especializada Stat que, en el caso del SARS-CoV-2 (coronavirus que causa COVID-19), “cuantas más partículas llegan a los pulmones, probablemente ocurra más daño".

Efectos desde el inicio

Un estudio publicado en 'The Lancet’ analizó a 23 pacientes de Hong Kong. Aquellos que presentaron síntomas más severos solían mostrar una mayor carga viral del SARS-CoV-2 desde el comienzo de la infección.

“A diferencia del SARS (epidemia de 2003, causada por el SARS-COV-1), los pacientes de COVID-19 tenían la carga viral más alta cerca del inicio, lo que podría explicar el rápido contagio”, escribieron los autores.

Médicos monitoreando un paciente de COVID-19.

Los investigadores analizaron a los pacientes con peores síntomas y notaron que cuanto más edad tenían, más carga viral había en sus organismos. Esto podría explicarse por el hecho de que poseen sistemas inmunológicos más débiles, lo que permite al virus propagarse en el cuerpo con mayor facilidad.

En el futuro se podrán identificar aspectos como la predisposición genética o la etnia para determinar qué tan susceptibles son las personas ante la COVID-19. Por ahora, la carga viral es un factor preponderante en la evolución de la enfermedad.