Canchayllo: rumbo al cañón de Shucto

La Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas nunca deja de sorprernder. Aquí le mostramos el cañón de Shucto, un paraje singular creado por la naturaleza durante millones de años.

Una carretera cruza el cañón. La vía une Lima y Junín. Foto: Ángel Chávez

Una carretera cruza el cañón. La vía une Lima y Junín. Foto: Ángel Chávez .

Luis Pérez / Revista Rumbos

Cielo limpio. Silencio en las calles. Ovinos arreados hacia los campos. Mujeres y niños ordeñando vacunos. Así es Canchayllo (Jauja, Junín). Así recibe a los expedicionarios que obligadamente tienen que detener sus pasos aquí. Tienen que aclimatarse. Es la recomendación para que más adelante no se intimiden con el soroche en la puna de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas.

PUEDES VER: Visiones andariegas en Nor Yauyos Cochas | FOTOS


Impactante cañón de Shucto. Foto: Ángel Chávez

Un par de mates de coca o muña para el friecito. Las primeras caminatas. ¿Fin del entrenamiento? Claro, y es que ahora viene lo bueno. Un zigzagueante camino espera ser marcado por las huellas de los aventureros, mientras se tiene al río Cochas Pachacayo como fiel acompañante. Trayecto superado. Al fin en el centro arqueológico Corivinchos, el complejo que fue habitado por los wankas.

“Su nombre es quechua significa 'picaflor de oro'. Este recinto tiene más de diez hectáreas. Existen viviendas de forma circular construidas con piedras y barro. Además, en la parte central se observa al árbol sagrado de los Incas: el quishuar”, explica punto por punto el guía local Gerónimo Egoavil. Él, ni bien termina, apunta su mirada a una imponente formación geológica.


Como una herida en la piel del planeta, eso piensan los viajeros que llegan al cañón. Foto: Ángel Chávez

Es así como se presenta el cañón de Shucto, una formación generada durante millones de años por la acción erosiva del río Piñascocha. “Llegar a su mirador es el primer objetivo. Desde ahí, gozar del impresionante avistamiento del paisaje, es el segundo”, asegura Gerónimo. ¿Será verdad?

Concluye el misterio. Sus menciones son reales. Pero el lugar no solo es ideal para reencontrase cara a cara con la naturaleza y liberarse del estrés a 3 900 m.s.n.m. sino también para la práctica de deportes extremos, adrenalínicos, como el descenso en rapel y la escalada en rocas.

Y si al viajero le gusta la pesca, ahí está el río. Tenemos abundantes truchas”, así Gerónimo promueve las bondades de su tierra. Así pone fin al diálogo.

 

El dato

Aproveche la travesía por el cañón de Shucto para visitar las pinturas rupestres de Helenapuquio.

Conozca la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas con los profesionales de Andina Travel Tours. Informes: 984 306 541.


Una aventura que te libera del estrés urbano. Foto: Ángel Chávez 

 

Síguenos en Facebook