24 de Febrero de 2016 | 18:10 h

Cañete: crece la expectativa por el Carnaval Negro de San Luis

Los ensayos y coordinaciones están a la orden del día en el distrito más antiguo de Cañete.

En San Luis ya se siente la alegría del Carnaval Negro 2016. Foto: Esther Gonzales / Pies Café

En San Luis ya se siente la alegría del Carnaval Negro 2016. Foto: Esther Gonzales / Pies Café.

Luis Pérez / Revista Rumbos

Ni un mes ni mucho menos una semana. Solo faltan unos cuantos días para que estalle la euforia en el 'Pueblo Viejo' de San Luis (Cañete). Sì, ya se ha iniciado la cuenta regresiva para el esperado Carnaval Negro 2016. Eso es evidente, eso se nota en las calles, también se escucha en las conversaciones que amenizan las noches del distrito.

PUEDES VER: Cañete: viva el tradicional Carnaval Negro de San Luis

Reunión. ‘El corso y pasacalle debe incluir niños, jóvenes y adultos’, ‘El grupo coreográfico no debe superar los 14 integrantes’, ‘La presentación frente al jurado tendrá un tiempo mínimo de ocho y un máximo de diez minutos’, ‘Cada calle deberá presentar una reina’, son los requisitos del concurso que exponen y dejan bien en claro, los miembros de la Comisión de Fiesta.

Sabiendo eso, los coordinadores y algunos jovencitos corren por las avenidas. Su destino es la municipalidad. Ellos llevan el mensaje de que su calle sí participará del jaranón. Ingresan al inmueble. Obtienen la inscripción. Se retiran con todas las ganas de poner fuerza y resistencia, pero, sobre todo, dejar fluir ese ritmo negro que les corre por las venas.

Así es que las calles Comercio, Santo Solano, Salaverry y San Martín quedan inscritas. Upis Nuevo y Villa San Luis también. Todo en orden. Ahora cada barrio debe prepararse de la mejor manera. Tiempo de ensayar, de convocar a los cajones, los bongós y las quijadas que le pondrán el ritmo al festejo, el landó o la zamacueca.

Cada calle buscará su estilo, creativo y singular, para impresionar a los jurados y deleitar a los paisanos y a los turistas que el sábado llegarán a esta tierra de esencia afroperuana, con la intención de contagiarse de la alegría de los pobladores del distrito más antiguo de Cañete.

Los bailarines saben muy bien que en la danza el contenido histórico es muy importante, igual que la puntualidad, la originalidad de la vestimenta, el ritmo y el compás, el desenvolvimiento durante el trayecto de la comparsa y, como no, la decoración del carro alegórico.

“La candidata que presentaremos para el reinado debe tener entre 15 y 22 años”, comentan en las calles, mientras una maestra de danza –digamos que parece ser pariente de Natalia Málaga –pone un grito en cielo y vocifera: ¡Ensayen cara…! ¡Yo voy a ganador!

 

El dato

El concurso intercalles se realizará este sábado 27 desde las 4:00 de la tarde.

Síguenos en Facebook