08 de Mayo de 2016 | 22:59 h

Sazón de madre en los rumbos del Perú

Imágenes de algunas de las madres que, con su sabiduría culinaria, han logrado que los periodistas de Rumbos se sienten como en casa en cualquier lugar del Perú. 

En el rumbo de las madres del Perú. Foto: Luis Pérez

En el rumbo de las madres del Perú. Foto: Luis Pérez.

Madres que conquistaron el paladar de los periodistas de Rumbos. Son muchas, son tantas que faltaría espacio para homenajearlas a todas. A pesar de ello, nuestro colaborador Luis Pérez, recordó las historias y rescató las imágenes de algunas de esas mujeres que, gracias a sus platos bien servidos, le permitieron seguir en la ruta y comprobar que en todo el Perú, se come rico y sabroso.
 

Sabor a gloria

Gloria Reyes y Nancy Cangalaya, son dos apasionadas cocineras de Tanta (Yauyos, Lima). Ellas, con su contundente caldo de cordero, logran que los caminantes que recorren los senderos de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas (Lima y Junín), recuperen las fuerzas perdidas en esos senderos zigzagueantes.
 
 
Gloria y Nancy muestran su potente y reponedor caldo de cordero. Foto: Luis Pérez

Delicia bajo tierra

Elva Zevallos se despierta temprano para freír cachangas y buscar los insumos con los que prepara la suculenta pachamanca de tres sabores con la que delieta a los viajeros que llegan a Canchacucho (Pasco), para internarse en el bosque de piedras de Huayllay.
 
 
Elva engríe a los viajeros con exquitos potajes. Uno de ellos es la pachamanca de tres sabores. Foto: Ángel Chávez

De madre a hija

En Huánuco, la 'Ciudad de los Caballeros de León', la muy noble Alicia Castro, mezcla la harina de trigo con huevos de gallina de chacra y le añade un poquito de polvo de hornear, creando unas rosquillas que son puestas en la sartén. El resultado: los famosos prestiños que dan en la yema del buen gusto.
 
 
Alicia continúa con la receta que le enseñó su madre. Foto: Ángel Chávez

Mazamorra de altura

Yeny Baca tiene una dulce receta. Su nombre: mazamorra de suero de leche. Un saber de raíces ancestrales que en su pueblo, Huancaya (Yauyos, Lima), suele prepararse al final de las faenas en el campo.
 
 
Yeny prepara mazomorras en el corazón de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas. Foto: Ricardo Ramos

Brindis contra el frío

También en Huancaya, existe una bebida para apaciguar las inclemencias del frío que carcome los huesos o darse ese gustito para no perder la costumbre. Según Agueda Alejandro, el chamis -ese es el nombre del preparado- puede ser macho o hembra. Ella advierte que el primero es más confiable aunque tiene más alcohol; el otro -asegura- suele ser engañoso. 
 
 
Chamiscol de Agueda para combatir en frío yauyino. Foto: Ricardo Ramos
 
 
 
 

Síguenos en Facebook