04 de Octubre de 2016 | 20:59 h

Lauricocha: huayunca, la costumbre ancestral de trenzar el maíz

En Lauricocha (Huánuco), como en otros lugares de los Andes, el maíz es trenzado y puesto a secar. Esa técnica ancestral es llamada huayunca. Conózcola en la siguiente crónica.

 

La huayunca es una costumbre ancestral de los Andes. Foto: Jorge Calderón

La huayunca es una costumbre ancestral de los Andes. Foto: Jorge Calderón.

Luis Pérez / Revista Rumbos
 
Es heredera del campo y del conocimiento agrícola de sus ancestros. Pero no es la única. Muchos, en su pueblo, mantienen esa vieja costumbre ligada a la siembra y la cosecha de uno de los alimentos sagrados de los incas: el maíz.
 
 
Ella, al igual que muchos de sus paisanos, sigue la línea de la continuidad y la dimensión simbólico-religiosa del mundo andino. Y es que Sonia Hipolo, luego de la siembra y cosecha del cereal oriundo de América, trenza o teje un 'racimo' de casi 30 enormes mazorcas con hojas y todo.
 
Las sujeta bien. Una por una. Ninguna puede quedar suelta. Hace ocho trenzados que son colgados de una soga en las vigas de su hogar.
 
Sonia es una de las campesinas de Jesús (Lauricocha) quien sigue la tradición de sus padres y abuelos. Foto: Jorge Calderón
 
'¿Qué tal quedaron?', consulta pícara, pero con una pizca de timidez, mientras alimenta a sus gallinas y gallos. "Cada una llega a pesar cerca de diez kilos", dice con precisión de 'balanza humana', aunque ella asegura que es su instinto campesino
 
Sonia expone con orgullo su 'huayunca o guayunga', una técnica que permite secar los granos del maíz por unos meses, para luego desgranarlo y almacenarlo en vasijas o bidones.
 
Los huayuncas son colgadas y expuestas a la intemperie. Foto: Jorge Calderón
 
"Así tengo alimento para todo el año: ya sea tostadito o en mote", afirma. Y eso se evidencia cuando llega el momento de comer en Jesús (Lauricocha, Huánuco) o en otro rinconcito con aires cordilleranos. ¿En cancha o mote? Como sea. Es infaltable en los matrimonios, fiestas patronales y hasta funerales. 
 
Quizá hoy no hay ninguna celebración, pero igual se come el mote obtenido de las huayuncas que Sonia sabe trenzar.
 
Los granos de las huayuncas también es utilizado para alimentar a las aves de corral. Foto: Jorge Calderón

 

Síguenos en Facebook