Preso por lavado de activos, Vicente Díaz Arce, dice ser ‘enviado de Dios’

Contra la pared. El autotitulado pastor de la iglesia evangélica Restaurando Vidas es acusado por la Fiscalía en Lavado de Activos de haber montado una red criminal que durante 13 años se apropió de 100 inmuebles mediante falsos laudos arbitrales.

28 Oct 2017 | 6:50 h

En el interior del cubículo subterráneo del motor de la piscina de su lujosa residencia en Surco, fue capturado el prófugo empresario Vicente Díaz Arce, quien desde el 2 de octubre estaba con mandato de detención dictado por el juez Richard Concepción Carhuancho. La fiscal de lavado de activos, Marita Barreto Rivera, atribuye a Díaz haber encabezado una organización criminal que se apropió de un centenar de inmuebles mediante falsos laudos arbitrales.

El ex presidente de la Corte Suprema Javier Villa Stein, quien oficia de abogado de quien alguna vez fuera “El rey del jirón Gamarra”, rechazó la acusación fiscal tildándola de “montaje contra un hombre que se dedica a la religión”. "Este es lío de familia, acá no hay nada de lavado. Vicente Díaz Arce es un empresario exitoso", apuntó.

PUEDES VER Vicente Díaz Arce fue capturado en el lugar menos pensado de su casa [VIDEO]

Díaz se autodenomina pastor evangélico de la iglesia Restaurando Vidas. "Soy el enviado de Dios”, alegó cuando fue sacado del cuarto de motor por agentes de la División de Investigaciones Especiales, dependiente de la Dirección Antidrogas.

El 2 de octubre, el titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria, Richard Concepción, dictó 36 meses de prisión preventivo contra el empresario Vicente Díaz Arce y su esposa Elizabeth Palomino Córdova, por apropiarse fraudulentamente de más de 100 inmuebles mediante arbitrajes simulados, entre 2004 y 2017.

Según la investigación fiscal, Vicente Díaz Arce y su cónyuge Elizabeth Palomino se apoderaban de los inmuebles de sus víctimas con falsas minutas y escrituras públicas, luego transferían los inmuebles a testaferros mediante arbitrajes fabricados. En esta fase de la consumación del crimen los esposos recurrían a la red mafiosa de Rodolfo Orellana, amigo y socio de varios años. También han sido comprendidos en el caso los abogados Elizabeth Segura Marquina y Bernardino Chavarría Jiménez.

El operativo policial de incautación se desarrolló en Lima y Cañete. Las autoridades intervinieron 13 inmuebles, entre ellos el centro comercial Santa Lucía, en el jirón Gamarra.

La detención de Vicente Díaz se produjo un día después de que los abogados del empresario, Javier Villa Stein, Marcos Rivero y Wilber Medina, apelaron el mandato de detención preventiva contra Díaz.

Por cierto, Marco Rivero fue abogado del presunto narcotraficante aprista Gerald Oropeza y Wilber Medina ejerció la defensa del ex presidente Alan García.

Para apropiarse de los inmuebles de sus víctimas, la mafia de Vicente Díaz usó las empresas Corporación Inmobiliaria e Inversiones V&V; Inversiones Inmobiliarias y Servicios Múltiples; Inversiones Constructora y Administradora; Inversiones Inmobiliarias Múltiples E&E; Edificaciones & Consultorías RR&E; y Construcciones e Inversiones Jedediah.

Según el Jurado Nacional de Elecciones, Vicente Díaz Arce es fundador, dirigente y militante del partido Restauración Nacional, desde el 24 de noviembre de 2005. La cabeza visible de la organización es el ex congresista y pastor Humberto Lay. Al mismo partido perteneció la profeta y ex congresista Mirta Lazo, que dirige junto con su esposo Pedro Hornung la comunidad evangélica Agua Viva, que compró por 6 millones de dólares el coliseo Amauta.

La detención de Vicente Díaz se produce justo cuando se destapó que el grupo evangélico El Aposento Alto compró por 600 mil dólares un par de predios adyacentes del estadio de Alianza Lima y que el club de futbol reclama como suyos.

Díaz Arce es uno de los fundadores del partido Restauración Nacional (24 de noviembre del 2005) y desde entonces dirigente y militante.

PJ archivó 387 casos contra él

-Según la Fiscalía de Lavado de Activos, la investigación a Vicente Díaz Arce se inició hace tres años. Su organización criminal contaba con su propia estructura y actuaba bajo el mismo modus operandi que la red de Rodolfo Orellana a través de empresas de fachada.

-La Fiscalía de Lavado identificó que las denuncias contra el empresario fueron archivadas por el Poder Judicial, exactamente 387 casos.

Te puede interesar