Chankillo: un reloj solar que marca el tiempo desde hace dos mil años [Video]

El complejo monumental integrado por la fortaleza de Chankillo y el reloj solar de las Trece Torres será restaurado y puesto en valor a partir del próximo mes, gracias a los aportes de la World Monument Found (WMF) la embajada de los Estados Unidos de América y la Municipalidad de Casma.

21 Abr 2017 | 7:00 h

Así lo reveló arqueólogo Iván Ghezzi, el director del proyecto, quien recordó que Chankillo y las Trece Torres son el santuario astronómico prehispánico más antiguo de América y el mejor conservado del mundo.
 
Como se sabe, a fines del 2014 culminó el diagnóstico y el expediente técnico que lo ubicó en la lista preliminar de Patrimonio Cultural de la Humanidad. También se cuenta con el apoyo del Congreso de la República, donde se emitió el proyecto ley 2016, conocido como la “Ley Chankillo” que integra los conjuntos arqueológicos de Chankillo, Sechín y Las Aldas. Se calcula en 100 mil las visitas anuales de turistas.
Sólo falta el apoyo del Ministerio de Cultural para crear la Unidad de Gestión similar a la de Caral.
 
Chankillo es un complejo arqueológico que ocupa dos mil hectáreas en el desierto de Casma, ubicado a solo diez minutos de la ciudad. “Fue una fortificación construida en torno a un templo o centro de adoración”, resalta Ghezzi. “Requiere mucho apoyo por su fragilidad, su monumentalidad y el paisaje cultural de su entorno”.
 
Dos mil años luego de su construcción, las Trece Torres aún funcionan como un calendario vivo donde se pueden calcular los solsticios (24 de junio-24 de diciembre) y los equinoccios de marzo y setiembre. El equipo de arqueólogos de Ghezzi logró identificar las complicadas instalaciones de observatorios donde se podían contemplar el amanecer y el ocaso del sol.

 

Te puede interesar