• Impresa
Sábado, 3 de Febrero de 2018 | 6:6:00 am

Roberto Carcelén: “Mi meta ahora es llevar peruanos al éxito”

Tenía las dos costillas rotas, pero el ímpetu intacto. Con una mano movía, a duras cuestas, el bastón de esquí. Con la otra, flameaba la bandera peruana. En el 2014, Roberto Carcelén marcó una proeza al completar la prueba de esquí en los Juegos Olímpicos de Invierno pese a estar lesionado. Hoy en día se encuentra alejado del deporte, pero busca lograr una hazaña en el lado educativo a través de la fundación que creó.

Te recordamos por tu participación en Sochi 2014. ¿Cómo te sirvió esa experiencia para volcarla después en la creación de la fundación Roberto Carcelén?

Lo que causó fue dar un ejemplo de perseverancia, que era lo que yo buscaba. Puse mi vida en riesgo, pero la idea era que después de esto se genere un efecto de bola de nieve que lo pueda usar para poder crear esta organización, que iba a servir a nivel mundial. Al final se volvió un emblema mundial de perseverancia.

Cualquiera hubiese pensado que abrirías una academia deportiva.

La idea era hacer una academia de deportes y llevar a más peruanos a los Juegos Olímpicos de Invierno. Pero me encontré con una realidad muy fuerte: no podemos pretender que un joven llegue a los Juegos Olímpicos si no tiene educación o una correcta alimentación.

La fundación se enfoca en dar becas educativas.

Sí, lo que hacemos es reclutar a chicos de sectores muy pobres, hacemos todo un proceso de selección y les damos las becas a aquellos que están muy interesados en seguir. Son becas de 4 meses para que estudien cursos de programación en cualquier institución aliada. Así, les pagamos transporte, alimentación y educación. Al cabo de seis meses, son personas muy diferentes.

Has participado en dos Olimpiadas de Invierno y sabes que el movimiento olímpico promueve diferentes valores. ¿Los enseñan también en la fundación?

Exactamente. Esa es una de las misiones de la fundación. Aparte de brindar educación en programación, buscamos darles estos valores olímpicos de disciplina, de perseverancia, de poder lograr tus metas. Eso buscamos con estos chicos cuando se gradúan, que sigan el ejemplo olímpico.

Ya no practicas esquí.

No, he parado unos años porque estaba muy cansado y necesitaba dedicarle más tiempo a la fundación. Además, la edad es otro factor que pesa.

Cuando ves tu equipo de esquí en tu casa, ¿no te da nostalgia?

Me da un poco de nostalgia y ahora más que veo todos los eventos clasificatorios de PyeongChang 2018. El tiempo ha pasado. Mi meta en el 2010 y 2014 era llevar a Perú a los Juegos Olímpicos de Invierno y ahora mi meta es llevar peruanos al éxito.

Bonito objetivo.

Sí, estoy intentando dar lo mejor que pueda durante mi existencia.

Hasta llegar a tu meta.

Sí (risas). Todo el mundo debería hacer lo mismo si está en posición de dar.

DATO

Roberto Carcelén (47) fue el primer deportista peruano en clasificar a unos Juegos Olímpicos de Invierno, en el 2010. Hoy lidera la fundación Roberto Carcelén, que busca impactar de forma positiva en la educación.