Baños de selva

Cataratas, playas y riachuelos en Satipo (Junín), un destino de la Selva Central en el que querrá quedarse.

"Aquí nomás debemos quedarnos", es la sentencia animosa de algunos exploradores atónitos por la belleza de las montañas de infinito verdor y los árboles exuberantes, sin imaginar que un par de kilómetros más allá, la naturaleza esconde una joya sorprendente.

Y es que luego de zarpar en Puerto Chata (río Tambo) y navegar por el caudaloso río Perené, se encuentra esa quebrada de geografía accidentada que devela a quienes quieran explorarla un velo de agua de 14 metros de altura que cautiva y de inmediato invita a un buen chapuzón.

Su nombre: Meretari, una catarata ecoturística ubicada en el límite de la selva alta y baja. Su frescura es capaz de apagar las encendidas temperaturas del sofocante sol amazónico. Y eso es lo que sucede ni bien los viajeros ingresan a la piscina natural que está abierta al público los 365 días del año, sin restricciones ni complicaciones.

"Aquí nomás debemos quedarnos", es la arenga que se escucha en el nuevo escenario que conocen, descubren y gozan, después de un trajín de 30 minutos. Pero cuando llegue el momento de regresar por el mismo camino y los pasos se detengan cerca de la embarcación que los trajo, tal vez vuelvan a proclamar la misma frase.

Y sí, lo hicieron otra vez. Las aguas del Perené no mojan orillas rocosas y tupidas de vegetación, sino arenas blancas y finas, creando un paraje paradisíaco donde los aventureros nadan y juguetean, mientras las mariposas hacen piruetas en el cielo. Una escena que no se ve en las costas del Pacífico.

Pero eso no es todo. Imagínese disfrutar en esas orillas de una deliciosa piña golden o las naranjas que se producen en Mazamari. ¿Qué tal? Quizá así puede pedir que la selva queme y arda más. Y si eso ocurre en Satipo (Junín), se tendrá que oír: "aquí nomás debemos quedarnos".

La ficha

Ruta: Vía aérea de Lima a Jauja. Tiempo: 50 minutos. Luego por carretera a Satipo. Tiempo: cuatro horas.

atractivos: Piedra Dorada, el Convento de Puerto Ocopa, comunidades nativas, cataratas y su exquisita gastronomía.

planifica: Organice su viaje en www.ytuqueplanes.com.

Síguenos en Facebook