Odebrecht admite que pagó en Perú y Colombia por rescate de secuestrados

Confesión. Viceministro Rubén Vargas señala que si se comprueban esos pagos sería un hecho muy grave porque habría financiado al terrorismo.

Condenado. Marcelo Odebrecht no deja de sorprender con sus confesiones. Resulta que habría pagado a secuestradores

Condenado. Marcelo Odebrecht no deja de sorprender con sus confesiones. Resulta que habría pagado a secuestradores.

Liliana Rojas

Además de pagar sobornos y financiar campañas presidenciales a cambio de contratos de obra pública y leyes favorecedoras, Odebrecht pagó a grupos paramilitares y abonó por rescates a secuestradores en Brasil, Colombia y Perú, según declaró a la justicia brasileña el ex presidente de esa empresa Marcelo Odebrecht.

"Uno no entra en países con guerrilla y en las favelas de Río sin pagar a las milicias. Entonces, hay mucho dinero que corre, incluso uno paga el rescate de secuestros", explicó Odebrecht, quien recordó haber negociado, "junto con el Gobierno brasileño e italiano", el "rescate del cuerpo de un ingeniero de la compañía en Irak y por el cual pagó cinco millones de dólares.

PUEDES VER: Odebrecht habría pagado rescate por secuestros a guerrillas en el Perú

En ese aspecto, reconoció que también "pagó (rescate de) secuestros" en Colombia y Perú.

"Usted va para esos lugares y el subcontratado quiere dinero, no funciona con factura", apuntó el empresario, quien está preso desde 2015 con una condena de 19 años y 4 meses de cárcel por los astronómicos desvíos destapados en la indagación a Petrobras.

Muy grave

Para el viceministro de Orden Interno, Rubén Vargas, la confesión de Odebrecht, si es comprobada, sería un hecho sumamente grave.

Indicó que en el Perú existen grupos terroristas y si la empresa brasileña pagó a estos por rescates de sus trabajadores deberá atenerse a las consecuencias, pues habría incurrido en financiamiento al terrorismo, que tiene penas muy severas.

En ese contexto se preguntó si las autoridades del Ministerio Público y del Poder Judicial podrían negociar una colaboración eficaz con los ex directivos de Odebrecht.

El investigador en narcoterrorismo Jaime Antezana coincidió con Vargas en que si se llega a comprobar lo dicho por Marcelo Odebrecht, la situación de la constructora se complicaría aún más.

El secuestro y el terrorismo son dos de las actividades más graves y, por tanto, con penas muy severas, destacó.

Claves

Jaime Antezana recordó que en el 2003 senderistas secuestraron a 71 trabajadores de Techint, vinculada a Odebrecht. Indicó que se dijo que se pagó la mitad del dinero que pidieron los secuestradores. ¿Quién pagó el resto?, se preguntó. En el 2012, senderistas secuestraron a 23 trabajadores del Consorcio Camisea y los secuestradores habrían pedido US$ 10 millones.

Síguenos en Facebook