Fiscalía peruana ya cuenta con los documentos del caso Lava Jato

Ministerio Público brasileño dio al Perú información y acceso a colaboradores eficaces. Fiscal Castro viajó cuatro veces y obtuvo testimonios de coimas que habrían realizado empresas del "Clube". También, las referencias al presidente Humala.

Inversión. Con gobiernos de presidentes Humala y García, Odebrecht tuvo muchos tratos

Inversión. Con gobiernos de presidentes Humala y García, Odebrecht tuvo muchos tratos. Foto: IDL

Labor. Fiscal Sánchez. Investigación es en estricta reserva

Labor. Fiscal Sánchez. Investigación es en estricta reserva.

César Romero
El Ministerio Público de Brasil accedió a colaborar y entregó a la Fiscalía Anticorrupción peruana información: documentos y testimonios que revelan las millonarias "propinas" (coimas) que el "Clube" de empresas brasileñas habría pagado a autoridades peruanas para asegurar los contratos de obras públicas en nuestro país.
 
 
La comunicación entre ambas fiscalías es bastante fluida desde noviembre último. El fiscal anticorrupción Hamilton Castro ha viajado en los últimos meses a Brasil, por lo menos cuatro veces, para recibir información, aclarar los datos o ampliar detalles y entrevistarse con los colaboradores eficaces brasileños.
 

Indagación en marcha

Castro también está colaborando con los fiscales brasileños. En su nombre, la semana pasada interrogó al expresidente Alan García por el caso Lava Jato. La información obtenida por la policía brasileña indica que altos funcionarios del gobierno aprista fueron beneficiarios de las "propinas" que entregaba el "Clube".
 
Las investigaciones y colaboración interinstitucional se realizan en estricta reserva. El fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, no desea que este caso sea utilizado en la campaña electoral, ni menos que el Ministerio Público se convierta en un arma de los políticos para atacarse unos a otros.
 
El fiscal Hamilton Castro viene trabajando en el proceso de corroborar y verificar la información recibida, precisar los contratos u obras públicas por las que se pagaron las coimas y precisar la ruta del dinero: el que se habría entregado en efectivo y a través de cuentas de empresas offshore.
 

El "Clube"

Los fiscales brasileños llaman "Clube" a la alianza que habrían constituido las principales empresas constructoras brasileñas para expandir con "eficacia criminal" sus negocios en América Latina, pagando propinas (coimas) a diversas autoridades gubernamentales, que aseguraran los mejores contratos.
 
El "Clube" operaba desde el 2004 y estaría integrado por el grupo Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao, Techint, OAS, entre otras. De acuerdo con los documentos incautados por las autoridades brasileñas y entregados a sus similares peruanos, este grupo pagaba entre 15% y 20% del valor estimado de las obras.
 
Para ello, dice la información remitida al Perú, el "Clube" establecía los siguientes puntos básicos en su relación con los funcionarios gubernamentales: a) firma de contratos con sobreprecio, b) poder escoger las obras más beneficiosas y c) eliminar o poner restricciones burocráticas a las empresas competidoras.
 

Programa OH

Es en este contexto que la policía brasileña analizó la información encontrada en una planilla elaborada por María Lucía Guimaraes Tavares y en la memoria del celular de Marcelo Odebrecht, el presidente de la compañía constructora, referida al presidente Ollanta Humala.
 
La planilla fue encontrada anexada en un correo interceptado a Fernando Migliaccio, vinculado a Odebrecht y detenido en Suiza al intentar cerrar sus cuentas y retirar una caja de seguridad.
 
La planilla se refiere a dinero entregado al publicista político João Santana para financiar campañas políticas dentro y fuera de Brasil. A Santana se le identifica como "Feira" en los documentos y las agendas telefónicas de Odebrecht, en referencia al municipio Feira de Santana, cerca de donde nació.
 
 
Las autoridades brasileñas sospechan que Santana habría facilitado sus cuentas en el exterior para mover el dinero para las campañas políticas o pagos a políticos que favorecieran sus inversiones.
 
Por estos hechos es que los  brasileños creen posible que se trate de dinero destinado al presidente Ollanta Humala. En la planilla se lee, en una anotación del 2011, Programa OH,  4.800.000 reales, que al cambio de 1,6 reales por dólares de la época son tres millones de dólares.
 
El documento de la policía brasileña también refiere que en abril del 2011 el presidente Alan García consideró de interés nacional la construcción de 20 hidroeléctricas en el río Marañón, cuatro de estas construidas por Odebrecht.
 
La fiscalía también menciona una anotación encontrada en el celular iPhone de Marcelo Odebrecht "OH vs Humildade. Magnata no Perú" y "Cash en Angola y Perú", con referencia al año 2011. Por eso, los fiscales peruanos creen que esta referencia podría ser a Humala o Alan García, por lo de "Ego Colosal" contrario de humildad, pero "son solo suposiciones", aclaró la fuente de la fiscalía peruana.
 

Diversas reacciones

Al ser consultado sobre la posible entrega de dinero al presidente Humala, el exmandatario y actual candidato presidencial Alan García pidió prudencia y esperar las investigaciones del Ministerio Público, pues es un caso muy delicado, que de ser cierto sería muy grave y doloroso.
 
"Cuando un país tiene un presidente, tenemos que preservar de alguna manera , aunque no estemos de acuerdo con él, su imagen porque de eso depende la imagen de todo el Perú", señaló García.
 
Por su parte, el presidente Humala negó haber recibido coimas de la mencionada empresa brasileña y citó a Palacio de Gobierno al embajador de Brasil en Lima, Marco Raposo Lopes, “para expresar su rechazo ante tales afirmaciones y solicitar información oficial”.
 
En la reunión, señaló el comunicado de Palacio de Gobierno, participaron el premier Pedro Cateriano y la ministra de Relaciones Exteriores, Ana María Sánchez. No trascendió de lo revelado por el embajador brasileño.
 
"Odebrecht Perú nunca ha realizado donaciones ni entrega indebida de dinero a partidos políticos o autoridad pública", respondió a través de un comunicado público la filial de la empresa brasileña en Lima.
 
"Las noticias en la prensa que relacionan al Perú en la investigación Lava Jato evidencian que no se trata de una acusación formal, sino más bien de evaluaciones preliminares basadas en la interpretación de apuntes por parte de la Policía Federal de Brasil. Odebrecht Perú sigue a disposición de las autoridades peruanas y brasileñas para cualquier aclaración necesaria", subrayó el comunicado.
 
El presidente de la comisión investigadora del caso Lava Jato en el Congreso, Juan Pari, aseguró que investigarán el tema, pero que no pueden citar a declarar al presidente, aunque le pueden pedir una reunión voluntaria.
 
Anotó que están trabajando temas como el Gasoducto Sur y  Línea Amarilla, que tienen relación con altos funcionarios vinculados a Palacio y la señora Nadine Heredia, pero todo, dijo, se trabaja con prudencia.
 

Los negocios de Odebrecht y Petrobras

Durante el gobierno de Ollanta Humala, Odebrecht Perú Ingeniería Construcción SAC contrató entre julio de 2012 y diciembre de 2014 por más de 1.300 millones de soles por cuatro proyectos de infraestructura, según el sistema electrónico de contrataciones del Estado.
 
"Este monto no incluye la concesión por 34 años del Gasoducto Sur Peruano por más de 7 mil 300 millones de dólares", recordó ayer el portal Convoca.pe.
 
Además, "en pleno régimen aprista, Petrobras ocupó el primer lugar en el ranking anual de proveedores del Estado de 2010 con 3 mil 812 millones de dólares, aproximadamente. Las filiales peruanas de Odebrecht fueron contratadas por más de 180 millones de dólares entre 2007 y 2011, y si se considera su participación en otros consorcios, los negocios con el Estado en los tiempos de García superaron los 666 millones de dólares.
 
Convoca también recordó que el representante de Odebrecht en Perú, Jorge Simoes Barata, fue recibido 16 veces en Palacio, durante el gobierno aprista.

 

Síguenos en Facebook