Marine Le Pen: La nueva Dama de Hierro

Recientes sondeos dan a la ultraderechista Marine Le Pen como vencedora de la primera vuelta, el 23 de abril, por encima de François Fillon y el independiente Emmanuel Macron. Aquí un perfil de esta candidata.

Marine Le Pen

Marine Le Pen.

Hombre que ayudó a migrantes fue multado. Le Pen será más dura en estos casos

Hombre que ayudó a migrantes fue multado. Le Pen será más dura en estos casos.

Todo un personaje.

Un atentado en su casa con una carga de 5 kilos de dinamita, el 2 de noviembre de 1976, la marcó para siempre.

Demoró más de diez años en dirigirle la palabra a su madre Pierret Lalanne, a quien dejó de hablarle desde los 17 años, cuando mamá huyó de la casa con otro hombre y se desnudó para Playboy.

PUEDES VER: Marine Le Pen no debe ser árbitro de las elecciones

Odia llevar falda, está casada con Louis Aliot, con quien nunca se deja ver por la prensa, pues defiende su vida privada al extremo, se relaja practicando el tiro.

Actualmente no se habla con su hermana mayor, Marie Caroline, pues apoyó a una facción disidente de su partido. Ha tratado de distanciarse del extremismo de su padre Jean-Marie, quien dijo que las cámaras de gas nazis eran 'detalles' de la historia.

Esta es Marine Le Pen, la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), que puede convertirse en la primera presidenta de Francia y quien ha iniciado su carrera a la presidencia con un símbolo de lo imposible, la rosa azul.

Contra la UE

Se presentó en el Anfiteatro del Centro de Congresos de Lyon y arremetió contra su principal objetivo, la Unión Europea (UE). "Es un fracaso, no ha cumplido con ninguna de sus promesas... Otros pueblos nos mostraron el camino, como los británicos que eligieron la libertad con el 'brexit'".

Es uno de los 144 puntos de su programa: un referendo en los seis primeros meses de su mandato para abandonar "el tiránico sistema europeísta".

Le Pen, que promete defender a los franceses de la UE, los extranjeros y los musulmanes, y que va a la cabeza en los sondeos sobre intención de voto en las elecciones presidenciales de abril y mayo próximos, también ha rendido homenaje a Trump por "cumplir con sus promesas electorales".

Lo admira por su declarada lucha contra el inmigrante. "Un extranjero clandestino nunca podrá ser regularizado y, por lo tanto, nunca naturalizado", aseguró, para la ovación de sus partidarios.

"Los que vengan a Francia es para que vivan en nuestro país, no para que impongan sus costumbres y, si no les gusta, se hubieran quedado en sus casas".

Aunque también buscó suavizar su imagen para este su segundo asalto a la presidencia francesa: ha cambiado su apoyo a la pena de muerte por la "cadena perpetua real". En 2012 fue la tercera más votada (18,5 %), por detrás del socialista François Hollande (28,8 %) y el conservador Nicolas Sarkozy (26,1 %).

La líder del FN tratará de emular a su padre, Jean-Marie Le Pen, quien en 2002 provocó un terremoto político al acceder a la segunda vuelta junto al conservador Jacques Chirac, tras superar al candidato socialista Lionel Jospin. Ahora, a Marine los sondeos la ubican en la segunda vuelta, pero todos la dan como perdedora en esa instancia ante cualquiera de los demás candidatos.

En el discurso para presentar su programa fue ovacionada cuando pronunciaba las palabras 'extranjero', 'migrante' o 'Islam', aunque rechazó calificativos como xenófobo o islamófobo que le endilgan a su partido.

Y es que no se ha podido maquillar del todo. Ha dado recetas proteccionistas, ha dicho que recuperará la moneda y fronteras nacionales, cortará todo lazo con la UE por lo que incluso quitará las banderas europeas de los edificios oficiales, dará ayudas a la natalidad de matrimonios franceses; o expulsará a migrantes sin papeles en regla ("jamás podrán nacionalizarse").

Y, como "sin soberanía, no hay seguridad", alista mano dura en lo policial y militar. Los islamistas radicales extranjeros serán expulsados. Y promete reforzar la potencia militar y nuclear de Francia.

Pero la candidata no escapa a los casos de corrupción. El más reciente ocurrió en la Eurocámara. Se supo que 29 de 60 contratos con colaboradores de los frentistas eran ficticios. En el caso de Le Pen, los 'asistentes' cobraban pero no trabajaban. El Parlamento Europeo ahora le reclama el pago de 340.000 euros por asignación fraudulenta y le embargó parte de su sueldo.

El partido y Marine Le Pen, además, es investigado en varios casos de financiación ilegal. Todavía está sometida a la lupa de la justicia. Y traerá mucha repercusión. 

Marca Le Pen

-Plantea sacar a Francia de la Unión Europea. -Rechaza la doble nacionalidad para quienes no tienen origen europeo. -Propone un impuesto en nuevos contratos a empleados extranjeros. -Plantea un impuesto del 3% a la importación de bienes y servicios. -Aboga por un "proteccionismo inteligente".

AP

Síguenos en Facebook