Universitario: Pedro Troglio y sus cuatro mandamientos

Renovados. Tras el debut auspicioso de Pedro Troglio como técnico de Universitario de Deportes al ganar el clásico, cuatro frases que pueden marcar lo que es este nuevo Universitario. Jugadores recuperados, un equipo intenso y una nueva visión del fútbol.

Pedro Troglio

Pedro Troglio.

Angelo Torres
¿Puede cambiar un equipo con tres semanas de trabajo con un nuevo comando técnico? Por lo visto el sábado en la noche en el Estadio Monumental se puede decir que sí. Se gana motivación, otros aires, nuevas oportunidades. En menos de un mes, Pedro Troglio ha impuesto nuevas reglas que han servido para crear un orden dentro y fuera de la cancha.
 
Su palabra se ha vuelto un mandamiento para los jugadores que parece recuperaron la mística en el momento perfecto. Golear en el clásico ha hecho que la valla se mantenga alta para el técnico argentino que ahora está obligado a mantener el nivel en el próximo partido ante UTC en el Estadio Monumental.
 
 
“Hicimos un partido perfecto, la hinchada se lo merecía. Ahora solo nos queda seguir trabajando”, dijo Troglio que ha tenido un debut prometedor. Ha recuperado a jugadores que parecían más fuera que dentro del club (Gómez, Quintero), le ha dado una identidad clara de juego y reglas de conducta para soñar con guiar a su equipo nuevamente a un título nacional.
 
“El jugador que viene de afuera tiene que aportar algo importante”  
 
El mensaje para los extranjeros parecía ir dirigido a Alberto Quintero, que no sumaba minutos con la ‘U’ pero el ‘Negrito’ demostró en las prácticas que puede hacer la diferencia, arrancó en el clásico y anotó un gol clave. Se ganó un lugar en el once titular. 
 
“Me llamó la atención en las prácticas Alexi Gómez y Ángel Romero”  
 
La ‘Hiena’ había quedado marginado del primer equipo por temas extradeportivos y Romero era solo una variante pero para este nuevo comando técnico, ambos son titulares indiscutibles. Gómez les da desequilibrio por las bandas, ‘Yuca’ tiene ida y vuelta. 
 
“La ‘U’ será un equipo intenso, que se moverá mucho para defender y atacar”   
 
Parece una frase hecha pero no lo es. En un fútbol donde se acostumbra a jugar lento, la intensidad es un valor agregado. La presión alta, el no darle espacios al rival y también mantener el ritmo al momento de atacar. Una de las promesas cumplidas en el primer partido.  
 
“El jugador debe comprender las dos facetas del fútbol: cuando tiene la pelota y cuando no”  
 
Un equipo cohesionado, sin fisuras se nota en el trámite de un partido. Troglio ha dispuesto un ofensivo 4-3-3 como táctica, pero el dibujo se mueve cuando es momento de defender. El compromiso fue que todos marquen y que cuando tengan el balón, se busque el arco rival. 

Síguenos en Facebook