Rocío Silva Santisteban

“Kuczynski y Aráoz deberían saber que la ética no es mercancía”

Periodista, escritora y activista en derechos humanos.

Gabriela Wiener

Domingo, 31 de Diciembre del 2017

A estas alturas de la debacle, Rocío Silva Santisteban ya ha pasado por unos cuantos estados de ánimo, al ritmo vertiginoso de las malas noticias. “Por supuesto, uno de ellos es la frustración, el hartazgo de volver a salir a las calles por lo mismo, la tristeza de encontrarme el 24 de diciembre en la Plaza San Martín marchando con la señora Rosa Rojas, mamá de Javier Ríos, niño asesinado con una bala en la frente en Barrios Altos. Ese día ella, yo y todos los que nos encontrábamos ahí debimos estar con nuestras familias en paz. Pero otro sentimiento es la indignación. Y una, indignada, no puede sentarse a comer pavo mientras las víctimas y sus familiares requieren solidaridad”, dice quien fuera Secretaria Ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de 2011 a 2015 que, como muchos que llevan años trabajando por la justicia y contra la impunidad en el Perú, ha visto cómo ese esfuerzo se iba al garete con el indulto a Fujimori. En lugar de estar hablando más sobre el necesario libro que acaba de publicar, Mujeres y conflictos ecoterritoriales (AIETI-EntrePueblos-DEMUS-CNDDHH-Flora Tristán), está aquí hablando de lo mismo que hablábamos hace dos décadas, de por qué Fujimori debe estar en la cárcel.

En materia de derechos humanos fuimos un precedente para el mundo. Lo han recordado los líderes de Podemos en España, por ejemplo, que el indulto supondrá un retroceso. Se han presentado ya recursos de nulidad, el de los familiares de las víctimas de Cantuta y Barrios Altos. Y se hará ante la Corte Interamericana. ¿Qué posibilidades reales hay de anularlo? A ti que ya te ha tocado ver de todo, ¿cuáles son, según tú, los escenarios posibles, el mejor y el peor?

Yo creo que es posible revocar el indulto por varios motivos y en este momento, tanto APRODEH como el IDL, han presentado sendos recursos por los casos La Cantuta y también por Barrios Altos, ante la Corte IDH en Costa Rica. Creo que es posible revocarlo por el trámite completamente irregular, desde una perspectiva jurídica, pero asimismo por la razón de fondo del indulto: un trueque por la vacancia. Esa razón de fondo debe ser estimada por la Corte. Además, el mismo informe médico, que aconsejaba liberar al reo, en realidad es bastante ambiguo sobre los argumentos de su recomendación. Si a eso se suma que el presidente de esa junta era médico de Fujimori, tenemos una suma de situaciones irregulares, además del calendario aceleradísimo del mismo.

¿Qué otras causas, las más flagrantes o las que tenían más posibilidad de ser juzgadas, tiene Fujimori abiertas, podrían quedar sin efecto con el indulto y con el derecho de gracia, que todo indica es inconstitucional? ¿Pativilca? ¿Esterilizaciones?

El derecho de gracia permite que se cierren todos los procesos pendientes, en este caso, Pativilca, que es una matanza de seis campesinos muy parecida al caso El Santa: aquí actuó el Grupo Colina como un “favor personal” a un empresario chino que quería deshacerse de unos pobladores que habían ocupado su terreno. La mafia dando soporte al empresariado criminal. En el caso de las esterilizaciones forzadas nunca se abrió una acusación formal contra Fujimori… aún.

Hemos pasado en un día de hablar de los “errores” de PPK a hablar de sus traiciones. ¿Para ti también es una traición lo de PPK? ¿Eso supone que en algún momento creíste en él?

Es un traidor al pueblo, en general, que ha creído en él. Yo sé, desde que Javier Diez Canseco publicó sus investigaciones sobre PPK, que es un lobista, un representante de los grupos de poder, un defensor del extractivismo y de una burguesía colonial que se creen los reyes del Perú. Pero no sabía que era un tipo de la misma calaña que Fujimori.

¿Y la traición que se le achaca a Arana? ¿Cómo quedan de debilitados uno y otro después de este proceso?

Yo soy militante de base del Frente Amplio y he discrepado públicamente con la bancada del FA sobre la vacancia. Pero esa afirmación que alguna gente hace contiene un juicio de valor que yo no comparto en lo absoluto. Pensar que la bancada tomó una decisión por “traición” o por intereses subalternos es falaz. Tampoco comparto la idea de llamar “traidores” a la bancada de Nuevo Perú. ¡En este momento el único traidor es PPK! Porque mintió, utilizó un recurso bajo, una negociación evidente. La política de nuestro país debe de recomponerse y la izquierda debería dar el ejemplo.

¿No te pareció que Fujimori daba un mensaje a la nación desde su cama de hospital como presidente de facto? ¿No se ha consumado el golpe en realidad?

Exacto. Indultar a Alberto Fujimori implicaba abrir la caja de Pandora de la putrefacción y PPK ahora, débil como estuvo todo este tiempo, no puede ni quiere contener esa vorágine. Se ha nombrado a un Ministro del Interior que repartía calendarios del “Chino” cuando era edecán de Keiko. ¡Qué es esto! Mercedes Aráoz salió a hablar de 33 millones de soles para las víctimas, ¿acaso quiere comprar la dignidad? Ella como PPK deberían saber que la ética no es mercancía.

Acabas de publicar un libro sobre las mujeres y la lucha en defensa de la tierra, un conflicto, por otro lado, que tiene mucho que ver con cómo se ha manejado la economía de este país. ¿Cómo han afectado las acciones del PPK ministro de economía de los últimos gobiernos liberales y del ahora presidente a la convivencia, a los territorios indígenas y al medio ambiente según tu análisis?

PPK es el principal promotor del neoliberalismo extractivista cuyo objetivo es acaparar territorios —sobre todo indígenas y reservas naturales— para echar mano de los recursos. En este escenario, el capitalismo por despojo se entronca con el patriarcado dependiente para seguir en esa dinámica de gestionar el territorio (las mujeres apenas acceden al 18%). Los hombres deciden, los rurales presionados por los ingenieros de las minas y los empresarios, y las mujeres ponen sus cuerpos, por eso son atacadas, criminalizadas y estigmatizadas. En América Latina las mujeres están conteniendo, con su resistencia, al extractivismo que implica la destrucción de la vida.

Te puede interesar

Nuestras portadas