Estudio afirma que hombres que juegan a videojuegos hieren a las mujeres con ‘tecnomasculinidad’

Estudio afirma que la ‘tecnomasculinidad’ es común entre los amantes de los videojuegos, indicando que se ofende a las mujeres y a la comunidad LGBTI de manera usual.

Estudio afirma que la ‘tecnomasculinidad’ es común entre los amantes de los videojuegos, indicando que se ofende a las mujeres y a la comunidad LGBTI de manera usual.

El profesor Robin Johnson de la Universidad de Idaho realizó un estudio donde argumenta que los hombres que trabajan desarrollando videojuegos, asi como los que los juegan o los que simplemente sienten pasión por ellos están perpetuando la ‘tecnomasculinidad’, y hieren a las mujeres en el proceso.

Johnson afirma en su nuevo estudio “Tecnomasculinidad y su producción en los videojuegos” que, después de entrevistar a veinte desarrolladores de videojuegos, descubrió que esta ‘tecnomasculinidad’ es muy común en la industria, hiriendo mujeres y a la comunidad LGBTI en el proceso.

estudio afirma que hombres que juegan videojuegos promueven tecnomasculinidad

¿Qué es la tecnomasculinidad?

El medio PJ Media Sunday entrevistó a Johnson, preguntándole acerca de la ‘tecnomasculinidad’. Esto es lo que respondió:

“Es una expresión de masculinidad que está orientada hacia la maestría y dominio de la tecnología y el uso hábil de las herramientas tecnológicas y sistemas”.

“En la cultura popular, este tipo de masculinidad está comunmente asociada a individuos que son altamente competentes con las computadores, pero que al mismo tiempo tienen carencias en las habilidades sociales y físicas”. Prosiguió Johnson.

En su estudio, Johnson afirma que esta ‘tecnomasculinidad’ se desarrolla en los hombres a temprana edad. En un caso específico, afirmo que la misma empezó a crecer en uno de sus entrevistados cuando “su padre le consiguió un trabajo en el gobierno, permitiéndole jugar juegos simples y sencillos de computadora”.

tecnomasculinidad

¿Por qué es un problema?

Johnson afirma que la ‘tecnomasculinidad’ afecta a las mujeres, ya que se mantiene en sintonía con la ‘subordinación de la mujer’, una tesis de R.W. Connel de la Universidad de Sydney.

“El género es socialmente organizado en occidente en un sistema binario jerarquizado, diferenciando hombres y mujeres a lo largo de supuestos rasgos biológicos masculinos y femeninos” afirmó Johnston.

“La asociación entre tecnología, masculinidad, y lo que cree que es un trabajo habilidoso es todavía fundamental en la división de las labores por género. Y, por lo tanto, la opresión de las mujeres y el género aumenta” agregó.

Según Johnston, todo hombre que le guste y juegue videojuegos, o los desarrolla es un riesgo de perpetuar la tecnomasculinidad, la cual, como otras formas de masculinidad, supuestamente perjudica a las mujeres por su mera existencia.

“Si tomas al género afuera de la ecuación, no hay nada malo en poder demostrar dominio técnico. Pero como una forma de masculinidad, esto tiende a excluir a las mujeres de verse tan legítimamente capaces y hábiles en estas técnicas como individuos. Porque ser habilidoso técnicamente es visto como algo masculino, terminas con las siguientes asociaciones: hombre = masculino = habilidoso técnicamente; mientras que las mujeres: mujeres = femenino = no hábil técnicamente. Esta es una consecuencia negativa” agregó Johnston.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO