La República

En los últimos meses, el uso del dióxido de cloro (CDS) como tratamiento contra la COVID-19 se ha extendido a lo largo del Perú y otros países latinoamericanos, a pesar de que no se ha demostrado científicamente su efectividad para combatir la enfermedad.

Ahora, una publicación viralizada en Facebook afirma que “estudios realizados demuestran que la molécula de dióxido de cloro es inocua”, es decir, que no causa daños en el ser humano. Esto es falso.

Hasta el 13 de julio, el texto ha sido compartido 849 veces. No obstante, se trata de una malinterpretación de una carta enviada por una científica peruana al Ministerio de Salud.

Hasta el 13 de junio, la publicación ha sido compartida más de 849 veces en Facebook.

Es falso que hayan estudios que demuestren la inocuidad del dióxido de cloro en las personas

La publicación toma la mencionada misiva como referencia para afirmar que el CDS es inofensivo para la salud humana y adjunta una fotografía de la misma.

Esta carta fue remitida el último 9 de julio por María Eloísa Nuñez Robles, registrada como investigadora en el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec) con el código Renacyt P0001701.

Verificador se comunicó con Nuñez, quien no negó ni confirmó haber sido la autora de la misiva. Sin embargo, se pudo constatar que la carta fue registrada a su nombre en el expediente N°20-055614, tal como aparece en el portal del Sistema de Trámite Documentario Web del MINSA.

El expediente se encuentra registrado en el Sistema de Trámite Documentario Web del Minsa.

La comunicación inicia agradeciendo al ministro de Salud Víctor Zamora por una reunión llevada a cabo el 29 de junio en la que se tuvo como punto de agenda la “revisión ultra rápida y urgente de inocuidad de la molécula dióxido de cloro y dosis límites no tóxicas”.

El fragmento del texto que da origen al bulo es el siguiente: “En base a la evidencia disponible de la revisión, de haber salido esta molécula no tóxica en las dosis apropiadas, (...) solicito: la incorporación de la molécula en los protocolos de manejo de COVID-19 e implementación correspondiente, enmendar Alerta Digemid N° 41 - 2019, emitida el 19 de noviembre de 2019, inicio el ensayo clínico para generar evidencia del tratamiento con dióxido de cloro.

Mientras que la publicación viral da como hecho que se hayan realizado estudios “que demuestren la inocuidad” del dióxido de cloro, esto no se hace explícito en la carta.

PUEDES VER: Es falso que China registró “el primer caso de dengue”

La clave se encuentra en el asunto de la misiva. De acuerdo con la imagen, esta se trata de una comunicación que “solicita respuesta de lo solicitado en la reunión del 29/06/20 (sic)”.

Es decir, la carta debe ser entendida como una notificación al Minsa para que la solicitud de la investigadora sea atendida, mas no se trata de la publicación de los resultados de ningún estudio que afirme que el dióxido de cloro es inocuo para el ser humano.

En la misma línea, hasta el 13 de julio, el Ministerio de Salud no ha publicado ningún informe o documento que valide o siquiera anuncie la existencia de este supuesto estudio.

El Ministerio de Salud no ha publicado ninguna comunicación oficial acerca de una investigación acerca de la efectividad del dióxido de cloro en pacientes COVID-19.

La información viralizada sostiene, malinterpretando el contenido de esta carta, que sí hay pruebas de la inocuidad del CDS. Sin embargo, distintas organizaciones internacionales sostienen que, por el contrario, el dióxido de cloro es tóxico para el organismo y no debe ser aplicado en el tratamiento de la COVID-19.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) advirtió los riesgos que conlleva la comercialización de “productos peligrosos de dióxido de cloro que afirman tratar o prevenir el COVID-19”.

De acuerdo con la entidad, no hay “evidencia científica que apoye la seguridad o eficacia de los productos ‘Miracle Mineral Solution’ (MMS, otro de los nombres con los que se conoce el dióxido de cloro), a pesar de las afirmaciones de que la solución tiene propiedades antimicrobianas, antivirales y antibacterianas”.

PUEDES VER: Es impreciso que más de 20 países volvieran a cuarentena por rebrote

Incluso, diez años antes de que estalle la pandemia desatada por la expansión del coronavirus, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) declaró ilegal la comercialización del MMS, ya que su consumo directo “puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, intoxicaciones, fallo renal y metahemoglobinemia”.

Por su parte, la Alerta Digemid Nº 41- 2019, la misma que buscaba ser modificada por la carta enviada por la investigadora peruana, establece que el “consumo de productos que contienen clorito de sodio y/o dióxido de sodio (...) representan un riesgo grave para la salud”.

Asimismo, trabajos anteriores de Verificador aclararon virales relacionados a la supuesta propiedad curativa del CDS ante la enfermedad causada por el SARS-CoV-2: es falso que se haya demostrado su efectividad en un estudio realizado en Ecuador, que el Ministerio de Salud boliviano haya aprobado su inclusión en su protocolo sanitario y que, definitivamente, sea la cura para la COVID-19.

Indecopi ha ordenado el retiro del dióxido de cloro del mercado peruano

Dado que el CDS, MMS o dióxido de cloro no cuenta con un respaldo científico que lo valide como un medicamento para tratar o prevenir la COVID-19, tal como es ofrecido en el mercado nacional, Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) ordenó su retiro y la suspensión de su venta.

La Comisión de Protección al Consumidor N° 2 (CC2) del Indecopi explicó que este producto resultaría perjudicial para la salud de las personas y no contaría con autorización o Registro Sanitario emitido por la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas del Ministerio de Salud (Digemid).

Así, el ente admitió a trámite una denuncia contra este Laboratorio Mediline S.A.C. por la venta del producto ‘CDS Dióxido de Cloro’ en el local ‘El Boticario’, ubicado en el distrito San Juan de Miraflores. También quedó establecido que la empresa Mercado Libre Perú S.R.L. deberá revisar y eliminar diariamente la publicación del producto en su página web

Conclusión:

El viral se basa en una malinterpretación de una carta enviada presuntamente por una científica peruana al Ministerio de Salud. La misiva solicita la ejecución de un estudio que evalúe la inocuidad del dióxido de cloro en las personas y que, en caso esta sea confirmada, se incorpore su uso en el protocolo de tratamiento contra la COVID-19. No obstante, ni el Minsa, ni ningún otro organismo de salud internacional ha certificado su efectividad. Por el contrario, advierten que se trata de una sustancia tóxica para el cuerpo humano, habiendo sido incluso retirado del mercado peruano por Indecopi. Por lo tanto, calificamos este viral como falso.