“Dragon Ball Super: Super Hero” llegó a los cines: lo que debes saber sobre la nueva película
CONGRESO EN VIVO - Aníbal Torres y el gabinete ministerial se presentan ante el pleno
Redes Sociales

Radiografías muestran los peculiares objetos que los niños suelen comer por accidente

Esta estudiante de Medicina mostró a través de un video de Facebook los diferentes casos que suelen llegar al área de pediatría por ingesta de objetos.

La viral escena compartida por Meli (@meliiiiiiiiii1) logró obtener miles de reproducciones y reacciones en poco tiempo. Video: Facebook

Los padres procuran estar atentos a cada movimiento de sus pequeños, ya que pueden sufrir accidentes al mínimo descuido. Así lo demostró una joven estudiante de Medicina que compartió a través de Facebook los diferentes casos de niños que suelen llegar a pediatría por comer algún objeto.

Las distintas radiografías que la usuaria Meli difundió en el viral clip mostraban las pilas, llaveros y aretes que lo niños tenían dentro de su cuerpo. “Descuidas a un niño un segundo y se traga una cruz, un arete de su mami”, indicó la joven en la descripción del video.

Gracias a los más de 6 casos que presentó, varios usuarios pudieron conocer que la ingesta de objetos suele ser de los casos más comunes en esta área de hospital.

Las reacciones no tardaron en llegar y algunos hasta contaron sus experiencias propias. “Yo me tragué una moneda de niño”, “El de la pila está vivo de milagro”, “Yo trabajo en servicio de urgencias pediátricas y he visto un tornillo, una moneda, un arete, un alfiler y pilas de diferentes tamaños”, comentaron algunos.

Otros usuarios mostraron su preocupación por la salud de los niños y la cibernauta dejó un mensaje para aclarar la situación de cada uno. “Todos son distintos niños y todos están bien para los que preguntan y están preocupados”, añadió en el clip que obtuvo más de un millón de reproducciones.

Niño camina sobre acuario gigante y se asusta porque cree que se va a caer

En TikTok se volvió tendencia un video protagonizado por un niño. Resulta que un pequeño tuvo una divertida reacción al darse cuenta que estaba caminando sobre una superficie transparente. El menor creyó que se estaba cayendo dentro del acuario gigante sobre el que estaba.

El pequeño entró al espacio sin darse cuenta de que estaba sobre los vidrios transparentes. Repentinamente, se dio cuenta que caminaba entre dos cristales y se asustó a tal punto que comenzó a perder el equilibrio. Enseguida, se paró en la parte de metal y luego avanzó al percatarse que no se iba a caer.