Apps de iPhone no son mejores que las de Android para la privacidad, según estudio

El artículo no da un claro vencedor entre los sistemas operativos más importantes en el mercado.

Investigadores de la Universidad de Oxford confirmaron este dato. Foto: Unsplash.
Investigadores de la Universidad de Oxford confirmaron este dato. Foto: Unsplash.
Tecnología LR

Un reciente estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Oxford llegó a la conclusión de que no hay un sistema operativo superior entre iOS y Android para las aplicaciones móviles. El artículo publicado como “¿Son los iPhone realmente mejores para la privacidad?” comparó aproximadamente 24.000 aplicaciones entre ambos sistemas para dar su veredicto.

Tras evaluar los resultados e interpretar una serie de encuestas entre los expertos, se finalizó en que las apps de los iPhone tienden a violar su privacidad con la misma magnitud que lo hacen las de Android.

“Si bien se ha argumentado que la elección de la arquitectura del teléfono inteligente podría proteger la privacidad del usuario, de nuestro análisis no surge ningún ganador claro entre iOS y Android”, se precisa en el estudio.

PUEDES VER: El iPhone SE 3 llegará con 5G, pero tendrá el mismo diseño que su antecesor

Con el resultado común en el intercambio de datos para ambas plataformas, se validarían las hipótesis previas que afirmaban una similitud muy aproximada entre ambos sistemas, pues equipos investigación de Estados Unidos e Irlanda ya lo habían señalado también el año pasado.

En tanto, esta información refutaría lo señalado en 2020 por el detective forense digital Rex Kiser, quien junto al departamento de Policía de Fort Worth, declaró que las instituciones gubernamentales estadounidenses que utilizan herramientas digitales para acceder a los celulares implicados en casos policiales, encontraron un acceso más fácil a los iPhone que a los smartphones de Android.

Cabe resaltar que este nuevo artículo se publicó antes de la actualización de iOS 14.5 en abril del presente año, por lo que más adelante podría desarrollarse un estimado más acertado; pues, dicha introducción generaba de forma obligatoria que los iPhone tengan una suscripción a las etiquetas de privacidad de aplicaciones y seguimiento.