ALERTA - Revisa la tabla de posiciones antes de la nueva fecha de Eliminatorias Qatar 2022 Chile vs Argentina - Cómo llegan ambas selecciones y otros detalles del partido clave de hoy en Calama

Cercado de Lima: sujetos linchan a taxista tras confundirlo con un estafador

El ciudadano Pedro Manrique terminó con 12 puntos en la cabeza y múltiples traumatismos en el cuerpo luego de ser secuestrado y engañado por sujeto que le pidió un servicio de taxi.

El afectado ya colocó la denuncia en la comisaría de Alfonso Ugarte y pide la investigación de su caso. Foto: URPI/La República
El afectado ya colocó la denuncia en la comisaría de Alfonso Ugarte y pide la investigación de su caso. Foto: URPI/La República
Sociedad LR

En Cercado de Lima, un taxista y padre de familia fue linchado por cuatro sujetos que atendían en un almacén, quienes lo confundieron con un estafador.

La víctima contó que circulaba a bordo de su vehículo por la avenida Carlos Izaguirre en Los Olivos cuando un hombre solicitó sus servicios y le pidió que recoja una mercadería en Cercado de Lima.

“Un señor paró mi taxi como cualquier pasajero y me pide que recoja una mercadería de ida y de vuelta. Yo accedí y le di mis datos para que no desconfíe. Le dije que me tenía que pagar un adelanto y cuando entregue la mercadería me paga el resto”, contó el afectado a La República.

PUEDES VER: Cercado de Lima: dictan prisión preventiva contra hombre que agredió a policía

Al llegar al almacén, Pedro Manrique guardó su automóvil en una cochera cercana al lugar debido a la demora del supuesto personal. Momentos después, lo hicieron pasar al establecimiento y lo llevaron hasta el último piso del edificio.

”Me meten a un cuarto y sin darme razones me empiezas a golpear. Me decían ‘te crees vivo’. Yo les decía que solo era un taxista y me habían mandado a recoger mercadería. Me dieron con un bate, me patearon, me cayeron puñetes”, contó el agraviado.

PUEDES VER: Cercado de Lima: clausuran depósito clandestino de ollas en Mesa Redonda

Tras varios minutos de someter a su víctima, los agresores verificaron su celular para comprobar que era la persona a quien esperaban. Al ver que se trataba de una confusión, decidieron dejarlo ir sin devolverle el aparato. “Yo tengo miedo porque ahí está la información mía y de mi familia. Ellos me han podido matar”, continuó Manrique, quien terminó con 12 puntos en la cabeza y múltiples traumatismos producto de la golpiza.