Cusco: comunidades insisten en ser proveedoras de transporte de Las Bambas

Discrepancias. El pago que ofrece Las Bambas como utilidades por transporte no convence a las comunidades y entrampa otra mesa técnica. Corredor minero del sur continúa bloqueado.

De nunca acabar. Comunidades de Chumbivilcas retomaron protestas cuatro veces solo en este gobierno. Foto: La República
De nunca acabar. Comunidades de Chumbivilcas retomaron protestas cuatro veces solo en este gobierno. Foto: La República
Zaida  Tecsi

Las mesas técnicas entre las comunidades de la provincia de Chumbivilcas y la minera Las Bambas, están entrampadas. Las discrepancias se impusieron a la negociación en varios grupos, no solo en el que los comuneros piden ser considerados de influencia directa, por el que se suspendió el diálogo la noche del 19 de noviembre.

Uno de ellos y quizás, el más controversial, tiene que ver con la exigencia de las comunidades de convertirse en proveedoras de Las Bambas. Víctor Villa, asesor de las comunidades, sostuvo que, en esa mesa técnica, la empresa ya informó que se admitirían tres servicios: transporte de concentrado de mineral, camionetas y mantenimiento de micro pavimento. “No son todos los servicios que se habían acordado cuando firmamos el acta de entendimiento en Lima (el 5 de octubre), pero lo que más ha molestado a las comunidades son los montos irrisorios que ofrecen como utilidades”, dijo.

En el caso de las camionetas, vehículos que lideran los convoy que transitan el corredor minero, el pago de utilidades sería de 300 dólares por mes. “Para pagar la camioneta se tiene que trabajar más de once años, cada camioneta está valorizada en 41 mil dólares”, remarcó.

PUEDES VER: Cusco: ordenan prisión preventiva de ocho meses contra conductor que arrolló a turistas

Igual, en el transporte de concentrado, el ofrecimiento de la minera sería de dos mil dólares mensuales. En este caso, además, se pide renovar los carros cada tres años. Estos montos no convencen a las comunidades. Para Villa, las cifras tienen en propósito de desmotivar a las comunidades de convertirse en proveedoras.

“Parece que es una estrategia para alargar la negociación y cansar a las comunidades. Los comuneros han señalado que no aceptarán un precio diferenciado”, agregó. Según el abogado, los actuales proveedores reciben 3 mil 500 mil dólares por viaje de transporte de concentrado. “Una cosa es lo que se les paga a las empresas que actualmente hacen el servicio y otra cosa es lo que quieren pagar a los comuneros”, concluye Villa.

La otra mesa técnica que no logró entendimiento corresponde a la demanda de las comunidades de ser consideradas como área de influencia. Las Bambas las denominará áreas de interés ambiental y social para las que ejecutará proyectos de desarrollo debido a los impactos ambientales. La falta de ese plan en la última reunión detonó en la suspensión del diálogo.

Entre tanto, el corredor minero continúa bloqueado en su cuarto día. La exigencia de las comunidades es que el Ejecutivo medie en las mesas técnicas a través de la PCM.

Corredor minero del sur sin paz

Solo en los primeros 110 días del gobierno de Pedro Castillo, Chumbivilcas, retomó su huelga cuatro veces. Sin embargo, la vía por la que mineras como Las Bambas, Antapaccay y Hudbay, transportan sus minerales, quedo interrumpida al menos siete veces. Para el sociólogo, José Lapa, el reclamo de los comuneros de Chumbivilcas, Espinar y Cotabambas (Apurímac), tienen en común no sentirse parte del desarrollo que representa la minería en su zona.