Advierten de que equipos de rayos X, mamógrafo y resonador magnético de HRL no funcionan

El Órgano de Control Institucional (OCI) y consejeros regionales identificaron este problema en el Hospital Regional Lambayeque.

El personal de OCI verificó que el resonador magnético está inoperativo. Foto: La República
El personal de OCI verificó que el resonador magnético está inoperativo. Foto: La República
Ysela  Vega

Tras la denuncia de familiares de pacientes hospitalizados por deficiencias en la atención en el Hospital Regional Lambayeque (HRL), los responsables del Órgano de Control Institucional (OCI) y consejeros acudieron a dicho nosocomio, donde comprobaron que hay equipos médicos que no funcionan.

El grupo de control y las autoridades regionales inspeccionaron las diferentes áreas clínicas y constataron que el equipo rodante de rayos X que se adquirió en 2020 no funciona, pese a las necesidades de los pacientes.

PUEDES VER: Lambayeque es la tercera región con más incidencia de corrupción en el país

“En la diligencia de fiscalización se constató que este equipo nuevo está en riesgo de deteriorarse”, expresó el consejero Manuel Huacchío.

Situaciones adversas

Un similar problema sucede con el mamógrafo y la cámara de audio del área de Audiometría, que por falta de mantenimiento no funcionan.

Huacchío manifestó que el resonador magnético, que fue adquirido en 2010, no está operativo, situación que afecta el diagnóstico oportuno de las personas que acuden al nosocomio.

“Es lamentable encontrarse con una serie de situaciones que perjudican la adecuada atención en este nosocomio. No es posible que por aspectos burocráticos y falta de voluntad política de las autoridades regionales no se adquiera un resonador magnético”, expresó.

Enfatizó que los pacientes deben acudir a establecimientos de salud privados para salvar sus vidas, pese que los costos de atención son elevados.

PUEDES VER: Colegio de Ingenieros exigió a Municipalidad de Chiclayo paralizar obra peatonal y ciclovías

Medicina vencida

Otro problema es que los servicios de medicina nuclear y hemodiálisis no se reabren con el personal completo, lo que afecta a los ciudadanos e impide descongestionar la alta demanda de atención.

También se encontró un lote de medicina vencida de 2019 y 2020 para procedimientos oncológicos. Ante estas situaciones adversas, el OCI tomó acciones.