EN VIVO - Universitario vs. Binacional: sigue el minuto a minuto del partido por la Fase 2 de la Liga 1

El 39% de muertes por COVID-19 fue de adultos de 30 a 59 años

No bajar la guardia. Hasta el 18 de agosto, la cantidad de muertes por COVID-19 en dicho grupo etario fue casi similar al contabilizado de los adultos mayores en julio. En UCI, la mitad de pacientes tiene menos de 50 años.

En las unidades de cuidados intensivos (UCI) los que más fallecen siguen siendo los adultos mayores no vacunados. Foto: Michael Ramon / La República
En las unidades de cuidados intensivos (UCI) los que más fallecen siguen siendo los adultos mayores no vacunados. Foto: Michael Ramon / La República
Jesica León

El porcentaje de adultos de 30 a 59 años que falleció por la COVID-19 en julio se acercó al de los adultos mayores de 60 años y esto puede ser explicado por el impacto positivo de la vacunación, pues este último grupo es el más avanzado.

En julio se produjeron 3.439 muertes por COVID-19. De esta cifra, el 45% (1.552) de fallecidos estuvo compuesto por adultos de 30 a 59 años. Mientras que un 52% (1.781) de las víctimas fueron los adultos mayores de 60 años a más en dicho mes, según los datos abiertos del Ministerio de Salud (Minsa).

Hasta el 18 de agosto se produjeron 1.106 muertes por coronavirus. De este total, 434 (39%) fueron adultos de 30 a 59 años y 629 de adultos mayores de 60 a más (56,8%).

El analista de datos del Open Covid Perú, Juan Carbajal, refirió que las muertes por la COVID-19 en adultos mayores de 60 años está disminuyendo mes a mes con mayor notoriedad en julio y agosto.

Sin embargo, todavía hay un millón de adultos mayores que aún no han recibido ninguna dosis y, por su vulnerabilidad, corren más riesgo de fallecer en una tercera ola, advirtió.

En las unidades de cuidados intensivos (UCI) los que más fallecen siguen siendo los adultos mayores no vacunados, así lo manifestó el presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, Carlos Lescano.

Muertes por COVID-19 según grupos etarios hasta el 18 de agosto. Infografía: J. León/A. Alemán

”Siguen falleciendo más las personas de mayor edad, como se sabe hay un grupo importantes de personas que deberían haberse vacunado, pero no lo han hecho o tienen una sola dosis y este grupo también llega a UCI y tiene más probabilidades de fallecer que los jóvenes”, acotó.

En las UCI, el 90% de pacientes no están vacunados, un 8% cuentan con una dosis y el 2% cuenta con las dos dosis.

Lescano resaltó que ahora el 50% de pacientes en UCI son menores de 50 años (40 a 50) y, de esta cifra, el 30% son aparentemente sanos, no tiene comorbilidades como hipertensión, diabetes, ni obesidad.

Es por eso que los adultos deben contar con las dos dosis para reducir el riesgo de muerte. Expertos como el epidemiólogo César Cárcamo advirtieron que el grupo de 30 a 59 años llegaron a ser el 56% de los fallecidos en la segunda semana de julio. “Esa cifra ahora está cayendo (a 47%), seguramente porque una buena parte de ese grupo ya se vacunó en julio”.

Otro grupo que empezó a subir en muertes es el de los menores de 30 años, que llegó hace dos semanas a una proporción récord de los fallecidos: 4.3%. “Sospecho que esa proporción seguirá subiendo hasta que se vacune a este grupo”.

Explicó que conforme los distintos grupos de edad se vacunen se irá reduciendo la proporción de los fallecidos por COVID-19.

”Lamentablemente, hay un grupo de personas elegibles para la vacunación, que por diversas razones no la han recibido. Es muy importante saber que el riesgo de muerte en quienes no se vacunan sigue siendo mucho mayor que en aquellos que sí lo hacen”, expresó Cárcamo.