EN VIVO - Sigue todas las incidencias de la Asamblea General de la ONU en Nueva York

Cusco: largas colas por conseguir boletos de ingreso a Machupicchu

Por un sueño. Querer estar en la maravilla mundial durante los días de celebración del bicentenario del Perú, se convirtió en una hazaña para muchos. Visitantes formaron largas colas pese a que las entradas se agotaron.

La Republica
Reclamo. Largas colas se formaron en la sede de Cultura de la calle Garcilaso del Cusco en busca de entradas. Operadores se quejaron de página web de Cultura.
LR Cusco

Zaida Tecsi

Las proyecciones de visitantes a Machupicchu durante las fiestas patrias, se superaron. Los boletos de ingreso a la llaqta inca se agotaron hasta el 7 de agosto, de acuerdo a la última actualización de la Dirección Desconcentrada de Cultura (DDCC).

Pese a los comunicados de DDCC, largas colas de visitantes y operadores turísticos, se formaron en los últimos días en las sedes de Cultura de la calle Garcilaso (Cusco) y Aguas Calientes (Machupicchu), con la esperanza de conseguir una entrada a la maravilla mundial.

Desde las filas, algunos guías de turismo señalaron que el problema en torno a Machupicchu, es recurrente en fechas festivas. “La página de la Dirección de Cultura está colapsada. Nos dicen que durante el día se va a solucionar. Miren la aglomeración en la que estamos”, indicó un operador.

En la cola de espera se encuentran quienes buscan pagar sus reservas hechas por internet, pero también quienes quieren comprar sus boletos.

“Es terrible. Tampoco es fácil encontrar pasaje de tren y si compramos para asegurarnos, después no hay entrada para Machupicchu y que hacemos con nuestro pasaje de tren”, señaló un visitante de Lima.

Fernando Santoyo, presidente del directorio de la Empresa Municipal de Festejos del Cusco (Emufec), lamentó que muchos turistas tengan que retornar a sus ciudades sin conocer Machupicchu.

Subrayó que esta frustración es contraproducente a la reactivación turística que persigue Cusco y que agravará el índice de insatisfacción de los visitantes, estadística que antes de la pandemia superaba el 28%. Para Santoyo, la Unidad de Gestión de Machupicchu (UGM) debe resolver este problema. Considera que el aforo permitido de 2244 personas en la llaqta debe ser aplicado por flujos y horarios y no por día.

Sin embargo, para el jefe del parque arqueológico de Machupicchu, José Bastante, el incremento del aforo pondría en riesgo la conservación y sostenibilidad de la ciudad inca.