Unesco declara a observatorio solar de Chankillo como Patrimonio Cultural de la Humanidad

El centro ubicado en Casma fue declarado como patrimonio luego de la decisión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Histórico. Vista panorámica del observatorio solar de Chankillo, ubicado en Casma. Foto: Difusión
Histórico. Vista panorámica del observatorio solar de Chankillo, ubicado en Casma. Foto: Difusión
Sociedad LR

El observatorio solar de Chankillo, ubicado en Casma, fue declarado como Patrimonio Cultural de la Humanidad, luego de la decisión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco en China. Este centro logró el histórico nombramiento tras superar tres etapas.

El sitio arqueológico postulaba junto a otros monumentos ubicados en Brasil y Uruguay. La cuadragésimo cuarta sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco se celebró mayoritariamente de manera virtual, y ahora Chankillo ha sido inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

“La inscripción del Complejo Arqueastronómico de Chankillo como Patrimonio Mundial contribuye a fortalecer nuestra identidad nacional y ratifica nuestro compromiso con la protección y gestión sostenible de nuestro patrimonio cultural y natural”, señaló el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, ante la inscripción del centro como parte del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El Ministerio de Cultura agradeció este nombramiento en las redes sociales y compartió el video de Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco. Asimismo, la Embajada de Estados Unidos de Perú emitió un pronunciamiento sobre el tema.

“Nos enorgullece haber colaborado con la conservación de este observatorio astronómico con el #FondodelEmbajador 2016 a través de @WorldMonuments y el apoyo del @MinCulturaPe”, señaló a través de Twitter.

¿Qué es el complejo arqueológico de Chankillo?

El complejo arqueológico de Chankillo está situado cerca de la costa, a unos 365 kilómetros al norte de la ciudad de Lima. Este cuenta con 13 torres, un templo circular y una plaza, construidos con tierra y barro. Las autoridades mencionaron que este es único a nivel mundial a diferencia de otros observatorios, según la agencia EFE.

El arqueólogo Iván Ghezzi explica que este complejo arqueológico, en su categoría, es el más antiguo que existe en el mundo y que “desde donde está ubicado se consigue saber con exactitud en qué fecha del año se está en todo momento. Eso lo aleja de la astrología y lo acerca a la ciencia, a la astronomía”.